Ibuprofeno inhalado: un estudio demostró que es eficaz en el tratamiento de la neumonía por COVID

Ibuprofeno inhalado: un estudio demostró que es eficaz en el tratamiento de la neumonía por COVID

“Los efectos observados sobre la salud de los pacientes tratados, la mejoría en valores de laboratorio y en la saturación de oxígeno, llevaron a continuar con las investigaciones a pesar de todas las críticas de colegas y sociedades científicas”, reconoció Doreski a Infobae (Getty)

“Se ha demostrado la reversión de la hipoxia inducida por el SARS-CoV-2 con la administración del fármaco antiinflamatorio no esteroideo inhalado ibuprofenato de sodio en formulación salina hipertónica (NaIHS) inmerso dentro de un programa de uso compasivo de pacientes con neumonía por enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19) en Argentina”.

La información, publicada en una prestigiosa revista científica, vino a confirmar una vez más lo que investigadores argentinos sostienen desde mediados de 2020, cuando el COVID-19 se cobraba miles de vidas diarias y ellos aseguraban tener un tratamiento seguro y efectivo para los pacientes.

Lejos quedaron, parece, los tiempos en que el mundo miraba con recelo a quienes decían haber descubierto que las nebulizaciones con ibuprofeno inhalado revertía los cuadros severos de coronavirus.

“Se trata de una ‘solución hipertónica de ibuprofeno’ (ibuprofenato sódico soluble)” que, al someterlo al sistema de nebulización, “genera partículas con efecto viricida, que al intercalarse en la bicapa lipídica de virus envueltos como el SARS-CoV-2 desestabilizan la membrana generando lisis, o sea, muerte del virus”. Así lo había explicado en exclusiva a Infobae en agosto de 2020 su creador, el doctor en Bioquímica, investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y del Centro de Excelencia en Productos y Procesos de Córdoba (Ceprocor), Dante Beltramo.

Beltramo había modificado la molécula del ibuprofeno haciéndola 100% soluble en agua para administrarlo en nebulizaciones con el objetivo de tratar a pacientes con fibrosis quística, una enfermedad genética con altas tasas de mortalidad que afecta a niños y adolescentes. Y dado los interesantes resultados preliminares observados, en marzo de 2020 el médico especialista en medicina interna, neumonólogo e investigador clínico Alexis Doreski (MN 141740) se planteó la posibilidad de utilizarla en pacientes con COVID-19.

En el programa de uso compasivo mencionado anteriormente, de un total de 383 pacientes (15% de ellos ventilados mecánicamente), tanto los grupos ventilados como los no ventilados experimentaron una reversión rápida de la hipoxemia (Ceprocor)

En el programa de uso compasivo mencionado anteriormente, de un total de 383 pacientes (15% de ellos ventilados mecánicamente), tanto los grupos ventilados como los no ventilados experimentaron una reversión rápida de la hipoxemia (Ceprocor)
La historia continuó con la noticia de que a principios de agosto pasado la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó la Fase II del estudio Pegasus, para demostrar el efecto de tres dosis diarias de ibuprofeno inhalado versus placebo, en el tratamiento de pacientes con neumonía moderada a severa causada por el SARS-CoV-2.

Y ahora, luego de que otras revistas científicas se hicieran eco y publicaran conclusiones acerca de la eficacia del tratamiento de pacientes con neumonía por COVID-19 con esta formulación, la base de datos académica multidisciplinar Wiley Online Library -la versión digital de las publicaciones del grupo editorial John Wiley & Sons- acaba de publicar un artículo titulado Reversión potencial de la vasoplejía pulmonar por ibuprofenato inhalado en la neumonía por COVID-19.

“Aquí intentamos postular los mecanismos potenciales sobre los cuales NaIHS ejerce los efectos beneficiosos antes mencionados, posiblemente relacionados con la inhibición indirecta de la hiperproducción de óxido nítrico (NO) y con la neumonía por COVID-19 tipo L”, argumentó Doreski, uno de los autores del trabajo, junto con el médico especialista en Medicina Crítica Christian Carlos Zurita Lizza (MN 113694).

Y continuaron: “Esta forma de presentación vasopléjica se denominó tipo L y puede presentarse desde su inicio hasta en un 70-80% de los casos”.

El medicamento es producido en la Argentina por un laboratorio local y por una red de farmacias en su formulacion magistral (Getty)

El medicamento es producido en la Argentina por un laboratorio local y por una red de farmacias en su formulacion magistral (Getty)
“En el programa de uso compasivo mencionado anteriormente, de un total de 383 pacientes (15% de ellos ventilados mecánicamente), tanto los grupos ventilados como los no ventilados experimentaron una reversión rápida de la hipoxemia con normalización de la frecuencia respiratoria, una disminución de la estancia hospitalaria y una reducción significativa reducción de la mortalidad en poblaciones heterogéneas”, resaltaron.

Según resumió Doreski a Infobae, “los efectos observados sobre la salud de todos los pacientes tratados, la mejoría en valores de laboratorio y en la saturación de oxígeno, y el cambio favorable en la sintomatología llevaron a continuar con las investigaciones a pesar de todas las críticas de colegas y sociedades científicas”. “Más de un año y medio después, con publicaciones en prestigiosas revistas revisadas por pares, obtuvimos el argumento necesario para volver a afirmar que en aquel momento, en plena crisis sanitaria, los pacientes no tenían tiempo de esperar los papers”.

Ahora, la última publicación evidenhiperproducción de NO, el principal mediador vasopléjico en la sepsis experimental, se describirá como uno de sus factores determinantes más probables implicados en la neumonía tipo L, a través de la probable sobreexpresión y desregulación de enzimas generadoras de NO como la NO sintasa inducible (iNOS) y la indoleamina-2 ,3-dioxigenasa-1 (IDO). NaIHS puede inhibir la hiperproducción de NO principalmente debido a sus efectos antiinflamatorios e inmunomoduladores”.

“Resulta muy interesante observar cómo una droga antiinflamatoria tiene indirectamente un efecto elevador del oxígeno en sangre. Reduciendo mediadores inflamatorios le permite a nuestro cuerpo reorganizar el flujo sanguíneo (reduciéndolo en la microcirculación pulmonar) y de esta manera oxigenar mejor casi inmediatamente”, analizó Doreski sobre sus hallazgos, y concluyó: “Queda mucho más por estudiar de este gran efecto que observamos”.

El medicamento es producido en la Argentina por un laboratorio local y por una red de farmacias en su formulacion magistral. La Fundación Respirar, que lo utilizó inicialmente en pacientes con COVID-19, es un centro de consulta nacional sobre el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.