Inapa gastó más de RD$700 millones en nóminas “ocultas”

Inapa gastó más de RD$700 millones en nóminas “ocultas”

  • En cuatro meses la nueva gestión canceló a casi 3,000 empleados y contrató a 2,000

SANTO DOMINGO, RD.- El Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillado (Inapa) registra gastos, calculados hasta la fecha en unos RD$718.2 millones, para el pago de nóminas “ocultas” que han sido identificadas por la actual administración de esa dependencia y reconocidas por su pasado director Horacio Mazara.

La institución, sin embargo, también ha contratado a casi 2,000 personas en los cuatro meses de la nueva gestión, llevando las nóminas actuales a 6,643 empleados.

En una mirada a cómo opera el servicio de personal en el Inapa, se destacan hallazgos cuestionables sobre contrataciones de servicio de camiones cisternas, pagos excesivos de viáticos y licencias permanentes a empleados.

En el caso de las nóminas fantasma, los pagos se habrían realizado a unos 1,475 empleados distribuidos en al menos cinco nóminas de brigadas especiales, jornaleros, gestores y temporales, de cuyo reporte de empleados no se ha encontrado evidencias físicas que avalen la labor realizada.

Así lo expusieron las ejecutivas del Inapa Yanet Binet, directora de Recursos Humanos, y Ruth Chevalier, asesora de la Dirección Financiera, al explicar el aparente incremento de la nómina durante la actual gestión que encabeza el abogado Wellington Arnaud, designado por el presidente Luis Abinader.

Hasta diciembre de este 2020, el Inapa contaba con 6,643 empleados, distribuidos en nueve nóminas distintas: Nómina Nivel Central, Contratados, Acueductos, Personal en Trámites de Pensión, Provincia Santiago, Provincia San Cristóbal, Personal Contratado e Igualado Provincia San Cristóbal, Ocasional Seguridad Militar y otra de Personal en Trámites de Pensión.

La cifra representa un incremento de 376 empleados más que los 6,267 que se reportaban en las mismas nóminas hasta agosto pasado, aunque inferior si se toma en cuenta los de las nóminas “ocultas”.

“La pasada gestión no publicaba todas las nóminas que pagaba, entonces, hay una serie de nóminas que nosotros ahora las estamos subiendo (a la web) para que el público tenga conocimiento de todo lo que se pagaba en la institución”, expone Chevalier ante los cuestionamientos de Diario Libre.

Afirma que una vez entró la actual gestión, el 17 de agosto pasado, empezaron a hacer las adecuaciones de los empleados y que fue cuando se percataron de que, en lugar de 6,267 empleados a ese mes, había 7,742.

“Había unas nóminas que estaban ocultas y que fueron mandadas a desactivar para que esta gestión no se enterara de que existían, pues si tú no sabías lo que andabas buscando, no las ibas a ver, y esa nómina tenía 1,475 personas”, enfatiza Chevalier.

De la existencia de esas nóminas se enteraron, en primer lugar, por los pagos y las auditorías. “Cuando tú encuentras pagos que no están sustentados, te pones a investigar el por qué ocurren, cuál es la razón que da a esos pagos. Entonces, unos peritos en tecnología entraron al sistema y encontraron que había unas nóminas que estaban desactivadas”, agrega la asesora financiera.

Binet, la directora de Recursos Humanos, asegura que, aunque han hecho búsquedas, no encuentran registros de expedientes de esas personas, ni físico ni digital, por lo que no saben a quién respondían. “Simplemente están las nóminas”, insiste.

Consultado sobre esta situación, el exdirector del Inapa, Horacio Mazara, admite la existencia de esas nóminas y explica que, si estaban separadas del resto de los empleados, se debía al carácter de temporalidad de los contratados.

“Eran nóminas especiales, se varía mucho el personal, a veces entraban y salían y a veces, parte de ese personal, dependiendo de su eficiencia, pues se pasaba a las nóminas oficiales. A veces… pues eran trabajos de operativos especiales, no fijos”, explica,

Dice que a su arribo al Inapa (en 2015) ya había algunas de esas nóminas y que en su gestión se le dio seguimiento, con la intención de bajar las conexiones ilegales, que eran muy altas, y aumentar las recaudaciones.

Al revisar una de esas nóminas “ocultas”, se observa que la gran mayoría tiene el cargo de inspector o supervisor. Varios de los que figuran en ella al mes de agosto, también estaban en otra nómina, con la misma descripción, pero de 2018, aunque para ese año figuraban con estatus de cancelado, una situación que Mazara dice no saber explicar.

Lo que sí explica es que esas personas se empleaban casi siempre como “inspectores de campo” en los pueblos y zonas rurales, así como en barrios de difícil acceso.

“Teníamos 24 provincias y andar todas esas zonas, a veces a las que solo se podía llegar a pie o caballo, era un tema difícil y entendíamos que eso era lo correcto. Lo entendimos, puede que sea correcto o no, pero eso fue lo que entendimos y nos dio resultado”, dijo.

El exfuncionario resalta que gracias a esa estrategia lograron incrementar, año tras año, las recaudaciones del Inapa y que, a su salida de la entidad, en agosto pasado, dejó esas personas para que fuera la siguiente administración quien decidiera qué hacer con ellas.

Actualmente, el caso está en manos de la Contraloría General de la República que inició una auditoría y debe determinar lo que procede al respecto.

 

Casi 3 mil cancelados

Tanto Binet como Chevalier aseguran que el total de empleados de las nóminas ocultas fueron cancelados, y que con ellos suman unos 2,927 las personas desvinculadas de la institución desde que llegó Arnaud a dirigirla.

Sin embargo, también han contratado a casi 2,000. Si se resta el total de cancelaciones a los 7,742 empleados que encontró la actual administración, debía haber 4,818 personas, pero las nóminas actuales suman 6,643 empleados, lo que indican que en los cuatro meses de gestión se han contratado a unos 1,828 empleados.

Aunque ahora tienen en total unos 1,099 empleados menos, el valor de las nóminas, sin embargo, es superior, y en lugar de 128.7 millones que se destinaban en agosto pasado, en diciembre se pagaron RD$132.7 millones en sueldos a empleados, unos cuatro millones adicionales.

Las ejecutivas del Inapa aseguran que se requiere contratar a mucho más personal y que las diferencias en los montos de la nómina se deben a que han hecho ajustes de sueldos a empleados que ganaban por debajo de la escala establecida.

“Lo que pasa es que es un proceso de transformación y entonces, cuando llegamos encontramos una institución con muchas situaciones y un sistema de suministro de agua colapsado. Nuestro director se pasó los primeros meses viajando y visitando los 243 sistema que hay a nivel nacional uno por uno, y ahí descubrió cómo estaba la infraestructura y habló con su equipo y armó un plan de rescate de esas instalaciones”, expone Ruth Chevalier.

Resalta que en los últimos cuatro meses ya se ha logrado poner en funcionamiento 8 sistemas de acueductos que estaban totalmente fuera de operación en Monte Plata, además de otros 22 que funcionaban al mínimo en otros diez municipios del país.

La puesta en operación de esos sistemas hace imposible –afirma– trabajar con menor cantidad de empleados.

“Si tú tienes, por ejemplo, un acueducto donde no estaba funcionando, no había gente, pero sí tú lo pones a funcionar, necesitas personas para eso. Igual a nivel de las estructuras que no funcionaban, como, por ejemplo, Planificación, la cual necesitaba reforma porque la estructura está totalmente obsoleta. También el área Comercial y el área de Licitaciones”, agrega Binet.

Como parte de su Plan Nacional de Rescate de las Instalaciones, el Inapa pretende generar unos 2,137 litros de agua por segundo, para llevar el líquido a unos 600,000 hogares, además de generar al menos 42,500 empleos directos.

Otro plan que dicen tener en ejecución es el de Crecimiento de Usuario, cuya estrategia les ha permitido, afirman, aumentar las recaudaciones de RD$54,932,988 en agosto a RD$84,664,777 en diciembre pasado.

“Para este Plan de Crecimiento de Usuario fue necesario contratar personas con gestión de venta para poder alcanzar la meta proyectada de aquí a diciembre de 2021, la cual busca que, de aquí a marzo lleguemos a RD$120 millones de recaudación; entre mayo y julio a RD$150 millones y a diciembre unos RD$200 millones de pesos”.

En licencia permanente

Otro detalle del personal que destaca son unos 130 empleados que habrían encontrado con licencia permanente.

“Gente que trae una licencia por un año y todos los años la renueva: busco un médico para que certifique que tengo equis situación y que no puedo trabajar, y si una gente está de licencia no se puede desvincular. Y esa es otra situación que nos encontramos, pues probablemente tú dirás, bueno, vamos a sustituir uno por otro, pero, cuando tú tienes a una gente de licencia no lo puedes desvincular, pero no te asiste y tú tienes que operativamente funcionar”.

A esas personas se les estaría conminando a presentar una certificación actualizada sobre su condición de salud, además de buscar una verificación a través de las administradoras de fondos de pensiones para determinar si aplican para una pensión.

Sueldo de 10 y viático de 90

Si bien las recaudaciones han aumentado, las ejecutivas del Inapa destacan también los ahorros logrados en la institución, entre ellos, en combustible y en viáticos.

“Aquí había unas nóminas de viáticos que eran un escándalo, que era la forma en que se disfrazaban salarios como si fueran viáticos por servicio. Tú podías encontrar a un soldador, que parece era el que andaban todo el país, que tenía sueldo de RD$10,000 y te cobraba RD$97,000 en viáticos. Todas esas prácticas se han eliminado porque esas nóminas podían representar más de 17 millones de pesos mensuales en viáticos, nada más”, dice Binet.

Asegura que también han bajado el consumo de combustible en más de un 50 por ciento, eso debido a que, una merma en el uso de los camiones cisternas.

“Una práctica que había era que, en coordinación con los operadores de los acueductos, cerraban las llaves de paso para obligar a tener que mandar el agua en camiones cisterna, porque esos son contratados. Cuando llegamos encontramos 188 contratos de camiones cisternas y nosotros con las soluciones de agua que hemos llevado, ya se han bajado a 67 al día de hoy”, sostiene Chevalier.

Asegura que ello ha implicado un ahorro de RD$13, 472, 375 en distribución de agua en camiones cisterna. En combustible el ahorro es de RD$2,461,000 mensuales, dice.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *