Intel podría tener la solución a la escasez mundial de chips (pero habrá que esperar como mínimo hasta 2025)

Intel podría tener la solución a la escasez mundial de chips (pero habrá que esperar como mínimo hasta 2025)

La compañía estadounidense está trabajando en distintos campos para dar con las innovaciones que satisfagan las demandas tecnológicas de las próximas generaciones.

El fabricante de circuitos integrados Intel está estudiando una serie de avances tecnológicos que podrían resolver la escasez mundial de chips, si bien habría que esperar como mínimo hasta el 2025, según un comunicado publicado este sábado en su página web.

En concreto, la compañía estadounidense está llevando a cabo una investigación significativa sobre tecnologías de escalamiento esenciales para ofrecer más transistores en futuras ofertas de productos. Por un lado, los investigadores de la compañía han trazado soluciones para los desafíos de diseño, proceso y ensamblaje de la interconexión de unión híbrida, previendo una mejora de la densidad de interconexión de más de 10 veces en el embalaje.

¿En qué más trabajan?

Por otro lado, Intel está estudiando cómo apilar transistores múltiples con el objetivo de lograr una mejora maximizada de escalamiento lógico de entre el 30 y el 50 % colocando más transistores por milímetro cuadrado.

Asimismo, también trabaja en las capacidades de lectura y escritura de baja latencia utilizando materiales ferroeléctricos novedosos para una posible tecnología incorporada de próxima generación que pueda ofrecer más memoria, necesaria para abordar la creciente complejidad de las aplicaciones de información, desde los videojuegos hasta la inteligencia artificial.

En tercer lugar, el fabricante de circuitos integrados está tratando de buscar un rendimiento masivo con la computación cuántica basada en transistores de silicio, así como con interruptores completamente nuevos para una computación de alta eficiencia energética con dispositivos novedosos a temperatura ambiente.

«Nueva era de la informática»

«En Intel la investigación y la innovación necesarias para promover la ley de Moore nunca se detiene», explicó Robert Chau, miembro sénior y director general de investigación de componentes de la compañía estadounidense, en referencia a la teoría que sostiene que, aproximadamente, cada 2 años se duplica el número de transistores en un microprocesador.

Chau asegura que se trata de «avances de investigación clave» para brindar tecnología de envasado y «procesos revolucionarios» para satisfacer la «demanda insaciable» de computación potente de la que dependen la industria y la sociedad.

El texto de Intel sostiene que la ley de Moore ha estado rastreando las innovaciones en computación que satisfacen las demandas tecnológicas de cada generación, desde unidades centrales hasta teléfonos móviles. «Esta evolución continúa hoy a medida que avanzamos hacia una nueva era de la informática», concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.