Jueza acusada de proteger narco dominicano rechaza acuerdo con los fiscales federales

Jueza acusada de proteger narco dominicano rechaza acuerdo con los fiscales federales

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La jueza estatal de la corte de la ciudad de Newton en Massachusetts, Shelley Joseph Richmond, acusada por los fiscales federales de proteger al narco dominicano José Medina, para que no fuera arrestado y deportado por la policía de inmigración (ICE), rechazó ayer martes un acuerdo propuesto por la fiscalía para que se declara culpable de los cargos.

La magistrada, que libra otra batalla legal para que se le reponga el sueldo suspendido, fue imputada junto al oficial retirado de su corte, Wesley MacGregor, de los que los fiscales dicen sacaron a Medina por la parte trasera del tribunal para que un agente de ICE, que lo esperaba, no pudiera arrestarlo.

Medina, según la acusación había sido deportado por drogas a la República Dominicana, desde donde volvió a entrar ilegalmente a los Estados Unidos, para seguir en el narcotráfico.

La jueza y McGregor, fueron acusados ​​en abril por cargos de obstrucción de la justicia y la instigación para interferir con una investigación federal.

La fiscalía dijo que a pesar de ofrecerles el acuerdo, McGregor, lo rechazó y la jueza no ha respondido a la oferta.

Un memo del Ministerio Público, dice que las partes creen que un juicio es probable y que durará aproximadamente una semana El periódico Boston Herald, publicó en mayo, que a la jueza de 51 años de edad, se le ofreció un acuerdo para evitar el juicio si ella admitía que ayudó a un inmigrante ilegal a escapar por una puerta del sótano en el juzgado para evitar que la ICE lo detuviera y lo deportara.

Ese mismo mes, la jueza le pidió al Tribunal Supremo Judicial Estatal que reintegrarla su sueldo de $184.000 dólares al año, después de que fue suspendida sin paga.

“Los cargos no comprobados e infundados por parte del Gobierno federal no obligan a esta sanción sin precedentes y seria, o la falta de un proceso justo que asistió a su imposición”, dijeron los abogados de la jueza en su pedimento para restablecerle el salario.

Muchos creen que la jueza es chiva expiatoria de la política de persecución a demócratas y minorías del presidente Donald Trump, practicada por el fiscal federal de Massachusetts.

MacGregor, de 56 años, fue acusado de obstrucción a la justicia y ayudar, instigar y perjurio.

Las partes regresarán a la corte federal este 5 de agosto para dar seguimiento al caso.

La jueza enfrenta hasta 20 años de cárcel si es declarada culpable de permitir que el inmigrante ilegal escapara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *