La Asociación Madres de Abril exigió al régimen de Daniel Ortega información sobre un joven opositor desaparecido en Nicaragua

La Asociación Madres de Abril exigió al régimen de Daniel Ortega información sobre un joven opositor desaparecido en Nicaragua

La Asociación Madres de Abril de Nicaragua denunció este domingo la desaparición del opositor Yader Parajón, hermano de un nicaragüense que murió durante las manifestaciones contra el régimen de Daniel Ortega, en circunstancias aún no esclarecidas, hace 40 meses.

Parajón, hermano menor de Jimmy Parajón, “asesinado en la Upoli (Universidad Politécnica de Nicaragua) el 11 de mayo de 2018”, desapareció en el puesto fronterizo El Guasaule, que comparte Nicaragua con Honduras, según una denuncia pública de la Asociación Madres de Abril.

“Exigimos al régimen dé cuenta de su paradero y lo deje en libertad”, señaló la Asociación, que presume que el joven fue detenido por las autoridades sandinistas.

La Policía Nacional no ha contestado de momento a los intentos de la agencia EFE por conocer su versión.

Jimmy Parajón apoyaba las protestas contra la dictadura sandinista en la Upoli, al este de Managua, cuando recibió un disparo en la parte izquierda del pecho.

Parajón, que según sus familiares cursaba el último año de la carrera de Ciencias Jurídicas en la Upoli y tenía 35 años, fue llevado a un hospital privado donde falleció por una hemorragia masiva y perforación pulmonar a causa de la bala recibida, de acuerdo con la versión de su hermano, Yader, que ha exigido justicia.

El padre de ambos es Miguel Parajón, miembro de la Asociación Madres de Abril, un organismo que fue creado, según sus estatutos, con el fin de “unir y representar a las madres y familiares de las personas asesinadas por la represión estatal en Nicaragua”.

El 18 de abril de 2018 estalló una revuelta popular por unas controvertidas reformas a la seguridad social y que luego se convirtieron en una exigencia de renuncia del dictador Ortega, debido a que respondió con la fuerza.

Las protestas, calificadas por el régimen como “intento de golpe de Estado”, dejaron al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y la dictadura reconoce 200.

Por su parte, la Justicia nicaragüense envió este viernes a juicio a 11 opositores, incluido tres que anunciaron sus intenciones de aspirar a la Presidencia en los comicios de noviembre próximo, por el delito de conspiración contra la integridad nacional, informó la Fiscalía General de la República.

Un juez nicaragüense aceptó procesar a los dirigentes opositores Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, quienes antes de ser arrestados en junio pasado habían anunciado sus intenciones de aspirar a la Presidencia en los comicios de noviembre próximo.

También aceptó procesar a los ex vicecancilleres José Pallais y Víctor Hugo Tinoco, y a los ex guerrilleros sandinistas disidentes Hugo Torres y Dora María Téllez.

Además, al ex presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) José Adán Aguerri Chamorro, y las dirigentes políticas opositoras Suyen Barahona, Violeta Granera y Daysi Tamara Dávila.

Los 11 opositores están acusados por la Fiscalía por el delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional, de conformidad con los artículos 410 y 412 del Código Penal, en perjuicio de la sociedad nicaragüense y el Estado de Nicaragua.

La autoridad judicial mantuvo la medida cautelar de prisión preventiva y remitió la causa a juicio, indicó el Ministerio Público en una declaración, en la que no precisó el nombre de los jueces que admitieron la acusación.

Asimismo, la Fiscalía informó que quedó pendiente la realización de audiencia al consultor Manuel Orozco, de quien dijo “se encuentra prófugo de la justicia y con orden de detención judicial”.

En el marco del proceso electoral, las autoridades nicaragüenses han arrestado a 35 dirigentes opositores y profesionales independientes, incluido siete que anunciaron sus intenciones de aspirar a la Presidencia en los comicios de noviembre.

En esos comicios, Daniel Ortega, un ex guerrillero sandinista próximo a cumplir 76 años y que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, busca su quinto mandato, cuarto de forma consecutiva, y segundo con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *