La confesión de «Chatica», el cabo secuestrado por tumbe de droga en Barahona, a la Policía Nacional

La confesión de «Chatica», el cabo secuestrado por tumbe de droga en Barahona, a la Policía Nacional

Narró lo que ocurrió el pasado 28 de agosto, día en que él y otros 10 agentes se robaron la droga y varias armas de fuego

El pasado 3 de noviembre el cabo de la Policía Nacional Esteban Armando Féliz Batista, alias “Chatica”, destapó un tumbe de 400 kilos de cocaína en las costas Barahona que culminó en su violento secuestro a manos de otros agentes de la institución.

En una entrevista ejecutada por miembros de la policía al momento de su rescate,  Féliz Batista narra de “cabo a rabo” lo que ocurrió el pasado 28 de agosto, día en que él y otros 10 agentes se robaron la droga y varias armas de fuego, y posteriormente se repartieron el motín.

A continuación la transcripción íntegra del interrogatorio:

Pregunta: Díganos sus generales de ley

Respuesta: Señor, respondo al nombre de ESTEBAN ARMANDO FELIZ BATISTA, dominicano, de 32 años, casado, militar, cedula 031-000128-1, residente en la calle Colon Casa No. 08 del Municipio de Fundación de la provincia Barahona.

Pregunta: Díganos si usted sabe leer y escribir.

Respuesta: Sí señor.

Pregunta: Díganos, si en otro ocasión usted ha sido entrevista por la policía.

Respuesta: Sí.

Pregunta: Usted está siendo entrevistado con relación al secuestro del cual usted fue objeto en el día de hoy día 3/11/2021, por elementos hasta el momento desconocido.

Respuesta: Como a las 8:10am, por paraíso, una Tahoe de color negro, se me quería atravesar, pero yo logre escaparme porque se me atravesó un camión, ahí pude irme, cuando me fui más para alante había un sonata de color negro, me voy a devolver por la escuela de paraíso y me travesaron el carro en el medio logrando tumbarme, cuando me tumban se apea de la Tahoe una mujer y un hombre, el hombre tenía un fusil en la manos y la mujer una glock, y del otro carro se desmontan tres hombres, uno con una tauro de hierro, y los otro dos con una pistola glock cada uno, cuando me tumban me meten al carro sonata y me ponen con la cabeza para abajo, me amarraron con un taira con y cinta pegante en las manos y en los ojos.

Ellos me decían que le busque los 5 millones de pesos que yo tengo de la droga, yo le digo que 5 millones de peso de droga si yo no llego a esa cantidad, ahí me dijeron hijo de tu madre, y me dijeron ladrón tu tiene los cuarto de la droga y eso llora por su dueño, cuando ahí me dicen que si yo tengo un número donde llamar para que les de 5 millones de pesos, llamo al tío mío ingeniero JOSÉ LUIS BATISTA, que mira a ver me consigue eso y me dijo que no llegaba a esa cantidad, que tuvo que coger prestado, después llamamos a la mujer mía CAROLINA GÓMEZ, que le diga a mi papa ÁNGEL FELIZ, que entregue el dinero que él tiene, y mi papa lo que dijo que el sólo tenía dos millones de pesos.

Ellos dijeron que me matarían si no lo daban, ahí ellos me metieron por raso por ahí por la finca de una general que no recuerdo el nombre en Bahoruco, ahí e tiraron y me dijeron que me iban a dejar un numero para poder contactarte, no me dejaron nada y lo que hicieron fue que me tiraron mi pistola de reglamento sin capsula, y se llevaron mis dos teléfonos un iPhone y A10, logre soltarme y hasta me cogí para un lado y me llamo un tipo que no recuerdo el hombre y me metió para dentro de la finca ahí espere la guagua de la policía.

Pregunta: ¿A qué atribuye usted que esas personas le exigieran esa cantidad de dinero?

Respuesta: Todo vine por una droga que yo y otros policías más sustraíamos mientras nos encontrábamos de servicio en fecha 28/08/2021, eso de la madrugada, entre estos es PELO FINO, sargento ALCANTARA, raso IBAN, sargento ARGENIS, capitán PATU, sargento OCAR, sargento BABI FELIZ FELIZ, el cabo YUNIOR, sargento YORDANI CUEVAS GÓMEZ, el raso el NUEVO (EL NUEVO), todo fue por un baqueo que informo el GUSTAVO (A) GUARDIA, ahí fuimos la policía motorizada del villa central, cuando los dueños de la droga vieron la centellas o la luces de la policía, se mandaron corriendo dejando la guagua botada con la droga arriba.

Ahí nos montamos yo y DELO PELO FINO y nos llevamos la guagua, dentro de la guagua había un yo como tres 03 pistolas glock, con el fusil se quedó PELO FINO y dos pistola glock y el sargento ALCANTARA cogió una pistola, ahí agarramos montamos la droga en la guagua de la policía y después nos las dividimos, yo cogí un

saco que lo que tenía eran 10 kilos eso fue lo que yo cogí.

El sargento ALCANTARA cogió dos 02 sacos, IBAN cogió dos 02 sacos, PELO FINO dos 02, EL NUEVO cogió dos 02 sacos, sargento YORDANI CUEVA GÓMEZ cogió dos 02 y el sargento ARGENIS cogió dos 02 y el capitán RAFAEL MEDINA PÉREZ (A) PATU cogió uno 01, A GUSTABO, PELO FINO, le dio dos 02 sacos, y el sargento OCAR cogió la mayoría que yo no sé cuánto fue, pero yo escuché que OCAR tiene 24 millones de pesos, a mí solo me dieron dos millones de peso por la venta porque yo la vendí a doscientos mil que se la vendí a ÁLVARO que vive en Paraíso, el que hizo el contacto con ÁLVARO fue el componente mío que se llama raso BRAYAN POLANCO no le di nada el solo me dio el número del que me compro la droga.

Pregunta: Díganos, si usted tiene a sido maltrato por la policía o recibió alguna tortura.

Respuesta: No de la policía, pero los que me secuestraron me dieron un trompón y me pusieron una pistola.

Pregunta:  Díganos, si usted tiene algo más que decir.

Respuesta: No.

Medida de coerción

El Ministerio Público solicita 18 meses de prisión preventiva son, además de Feliz Batista, al capitán Rafael Medina Pérez (Patu);  los sargentos Oscar Andrés Valentín (Oscalito), Frainel Féliz (Bambi), Jorge Ramón Alcántara Urbáez, Jordani Cuevas Méndez (Yoda) y Miguel Ángel Féliz Féliz y los rasos Iván Moisés Féliz Vólquez, Carlos David Pimentel Cuevas (Cabezón), Junior Geraldo García (Junior) y Juan Carlos Medina Méndez.

Secuestro

En torno al secuestro expresó que fue llevado a cabo por un hombre y una mujer, en Pedernales que le pedía cinco millones de pesos por la droga “robada”, de que un pariente de él solo tenía RD$1,745,300.

Están acusados  los agentes policiales Wellington Francisco Ferreras Feliz y Jonathan Andrés Pérez Pérez y  Franklin Ramírez Aquino, este último está prófugo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *