La de Leslie Rosado y otras 23 muertes violentas que involucran a policías y militares en 2021

La de Leslie Rosado y otras 23 muertes violentas que involucran a policías y militares en 2021

  • La arquitecta y la pareja de pastores cristianos son los más sonados
  • En algunos de los casos, también fallecieron militares

SANTO DOMINGO,RD.- La muerte de Leslie Massiel Rosado Marte a manos de un agente de la Policial Nacional, el pasado sábado, es el último exceso de la lista de barbaries en una institución que está llamada a salvaguardar la seguridad ciudadana.

El cabo Janli Disla Batista es el acusado de matar a la mujer cuando ella trataba de salir de Boca China en presencia de su hija, luego de un supuesto accidente de tránsito con el agente. Mientras se investiga el suceso, su verdugo causó que tres hijos queden huérfanos, el destrozo de sus padres y el enfado de una sociedad que exige una verdadera transformación de la Policía.

Hasta la muerte de Leslie, el caso más sonado había sido el de Eliza Muñoz Marte y Joel Eusebio Díaz Ferrer, la pareja de cristianos muertos la noche del 30 de marzo del 2021 a manos de seis agentes en Villa Altagracia.

Pero en los siete meses transcurridos entre la muerte de la pareja cristiana y la arquitecta, han pasado 15 muertes a manos de agentes de la Policía, el Ejército y la DNCD. Y en lo que va del 2021 suman 24 las víctimas, según reportes de prensa y de las propias autoridades.

De esas, hay muertes que fueron cuando los agentes involucrados estaban fuera de servicio; en accidentes; algunas en defensa propia; intercambios de disparos en los que también fallecieron uniformados; y otras, han sido inexplicables.

Las 23 muertes en las que hay agentes militares y policías involucrados
  • El primero de enero murió en Los Alcarrizos, el cabo de la Policía José Alberto Peña Ramírez, en un hecho ocurrido en un parqueo de un centro de salud, donde acudió a pedir atención médica para un familiar. Al llegar, el cabo le pidió al primer teniente Franklin Batista Valdez que moviera su camioneta, pero este se negó, lo que provocó una discusión en la que ambos sacaron sus armas, y resultó muerto el cabo.
  • El 7 de febrero falleció en Loma de Castañuelas, Montecristi, Francis Mercado, de 43 años, a manos de agentes policiales. Según testigos, los agentes mandaron a parar a Mercado en un lugar oscuro durante el toque de queda, y este no se detuvo, por lo que los policías le dispararon, hiriéndole de gravedad. Murió dos días después en un centro médico de Santiago.
  • El 27 de febrero, durante un supuesto intercambio de disparos en Los Botados, Yamasá, cayó abatido Juan Bautista Pascual, quien minutos antes había asesinado a tiros a su exesposa Nidia Muñoz Severino y a la madre de esta, Vicenta Severino.
  •  El 1 de marzo falleció en la carretera Hato Mayor-Sabana de la Mar un hombre no identificado, luego de haber asaltado, junto a otros a un haitiano. La Policía detuvo a los alegados delincuentes, pero estos bajaron los cristales y dispararon, matando al suboficial Jinal Pie e hirieron al cabo Mota Constanzo.
  • El 9 de marzo murió Eduardo Hiraldo Pérez “El banquero”, de 41 años, quien era buscado por las muertes, en hechos separados, del segundo teniente Chanel de los Santos Suero y el civil Leonardo Maleno Urbano; y por herir al sargento Ángel David Berroa Almánzar y al cabo Jari Guante Comprés en Santo Domingo Norte. Un informe policial indicó que los agentes intentaron detenerlo, pero “El banquero” sacó una pistola, lo que provocó que los agentes lo hirieran. Sin embargo, un video muestra cómo los uniformados lo sacan del carro, lo lanzan al suelo y luego le disparan. El hombre falleció en el hospital.
  • El 30 de marzo, Elisa Muñoz y Joel Díaz, de 32 y 35 años, respectivamente, regresaba de un culto cristiano hacia Santo Domingo, cuando fueron interceptados por un grupo de policías, quienes descargaron sus armas largas contra el carro Kia en el que se transportaban. Según el informe, los policías dispararon al vehículo al “confundirlo” con otro carro, en el que supuestamente habían cometido un asalto en Bonao. También, Edward Sánchez González, director de la Policía, indicó que los agentes esperaban a alguien que se había robado una passola. La población condenó la salvajada, incluyendo al presidente Luis Abinader, quien pronunció que “nadie está por encima de la ley” y adelantó el nombramiento de la comisión de 20 personas encargadas de elaborar la reforma de la Policía, la cual va en proceso. A los agentes se les dictó un año de prisión preventiva.
  • El 18 de abril murió un hombre sin identificar a manos de agentes de la DNCD que tenían un operativo antinarcótico en la playa de Los Patos, Barahona. Según el reporte, cuando los agentes antidrogas llegaron al lugar, se percataron de que había tres hombres y dos mujeres, a quienes solicitaron identificarse, pero uno de ellos comenzó a insultarlos y disparó con un arma de fuego. Los agentes se vieron en la obligación de hacer varios disparos y en el hecho fue abatida la víctima.
  • El 29 de abril, agentes policiales dispararon a los supuestos asaltantes Junior José y Carlos Mateo Pierré, ambos de 21 años. Estos corrían luego de matar a un hombre. Además, habían despojado a varias personas de sus pertenencias, incluyendo dos vehículos, según la Policía.
  • El 4 de mayo murió el supuesto asaltante Johan David Bueno, de 31 años, en un incidente en el Cachón de la Rubia, Santo Domingo Este, donde también falleció el cabo Ramón Antonio Sosa Santana y el raso Juan Carlos Cruz resultó herido. Según el informe policial, los hombres habían asaltado a tres personas y cuando escapaban fueron interceptados por los agentes, dando a lugar una persecución en la que Johan David disparó contra los alistados e hirió al raso. El cabo Santana pidió refuerzos en momentos que el grupo intentó escapar abordando una yola, pero luego los acompañantes de Johan se lanzaron al agua y este levantó sus manos en señal de falsa rendición, pues tenía una pistola escondida entre sus piernas. Cuando el cabo Santana subió a la embarcación para poner al asaltante bajo arresto, este rápidamente sacó el arma que tenía oculta y le disparó varias veces al alistado y lo lanzó al río, por lo que en ese momento llegaron los refuerzos a quienes también atacó a tiros, pero cayó abatido al momento que los policías respondieron la agresión.
  • El 30 de mayo fue muerto Delfín Sabina, de 26 años. Este salió huyendo de un “teteo” durante un toque de queda y en una calle se encontró con una barrera policial, a la que arrolló con su carro. Los agentes le respondieron a tiros. Sobre ese hecho, ocurrido en Los Praditos, Distrito Nacional, José David Sabina, hermano de la víctima, dijo que los policías sacaron a Delfín del carro y lo golpearon, mientras que la Policía informó que investiga el hecho.
  • El 14 de julio falleció, supuestamente por accidente, el raso Elvis Cristóbal de la Rosa Peralta a manos de su compañero del Ejército. El hecho ocurrió en el puesto denominado Las 40, en Jimaní.
  • El 24 de julio, en el sector 21 de Enero, Higüey, la Policía disparó a Ányelo Joel Santana Cedano, luego de que este matara a seis personas e hiriera a otras seis, incluyendo a un menor de 12 años.
  • El 10 de agosto murió en San José de Ocoa el abogado Raymeni Alexis Castillo, luego de que alegadamente tratara de atropellar a una patrulla policial cuando pasó por el parque Libertad con el volumen de la música alto. Según el informe, los agentes los persiguieron y este les sacó una pistola, lo que provocó una revuelta. Un video captó cuando un agente le ocasionó la muerte a Castillo, cuando intentaba neutralizarlo golpeándole con una pistola en la cabeza, mientras este se disputaba con otro agente.
  • El 12 de agosto falleció en un hospital de La Romana Javier Rodríguez Mejía, de 21 años, quien, junto a otro hombre que resultó herido, fue perseguido por una patrulla, luego de asaltar a un ciudadano en referida localidad.
  • 14 de agosto, tres fallecidos: Ese día, miembros de la Dicrim (Dirección de Investigaciones Criminales de la Policía) ultimaron a Estil Diorys Fernández; de 26 años, Roberto Rodríguez, de 43, y César Augusto Rojas Zapata, de 32 años, quienes enfrentaron a los agentes tras escaparse de una prisión de Dajabón, donde guardaban prisión por matar a un teniente de la Policía. Según el informe de la Policía, los hombres hirieron a un agente penitenciario para escaparse y una vez fuera, se enfrentaron a los policías.
  • El 20 de agosto, unos policías que patrullaban en Los Multi, San Pedro de Macorís, acudieron a una llamada del 9-1-1, sobre un hombre que intentaba agredir a su pareja. Cuando la patrulla llegó, el hombre les fue encima con un machete y un puñal. Un agente disparó al aire por prevención, pero el hombre insistía en agredir, por lo que los policías tuvieron que dispararle para detenerlo.
  • El 22 de agosto, un sargento mató a su pareja Yamirelis Canela, de 22 años. Su verdugo, Ramón Emilio Lafontaine Salvador llegó al lugar donde se encontraba la joven y tras una breve discusión le propinó un disparo que le provocó la muerte.
  • El 22 de agosto, una patrulla del Ejército mató a un haitiano cuando, junto a un grupo de personas, intentaba ingresar ilegal y violentamente ingresar al país por el paso fronterizo. El hombre sin identificar fue herido mortalmente al intentar atacar con un cuchillo a los militares.
  • Domingo 24 de septiembre, muere en el municipio Padre Las Casas de Azua, Robinson Ramón Méndez Mancebo, de 27 años de edad, luego de que un coronel de la Policía le disparara en un incidente todavía por aclarar en el parque de la localidad. Según la versión de la Policía, rehusó entregar a los policías una pistola de su propiedad, la cual manipuló con intenciones de utilizarla, por lo que el oficial a cargo le disparó para neutralizarlo”.
  • 2 de octubre. Cuando la arquitecta Leslie Massiel Rosado Marte regresaba del cumpleaños de su padre en un centro recreativo de Boca Chica, fue perseguida por el agente Janli Disla Batista, supuestamente, porque ella lo chocó por detrás. Cuando la joven se detuvo el uniformado disparó y la bala le impactó en la frente. Se maneja la hipótesis de que el tiro se zafó, pero la investigación del Ministerio Público señala que la yipeta tiene un tiro en la parte trasera, por lo tanto, se trata de un crimen voluntario. El cuerpo de la arquitecta será sepultado este martes, mientras que al agente se le solicitará medidas de coerción en las próximas horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *