La DEA captura dominicanos en El Bronx con heroína valorada en más de US$4 millones y varias armas

La DEA captura dominicanos en El Bronx con heroína valorada en más de US$4 millones y varias armas

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Agentes de la DEA capturaron el jueves a los dominicanos Harris Wilson Sánchez de 54 años de edad y Hinguenbert de Leon de 36, con heroína valorada en más de $54 millones de dólares, varias armas de fuego y cientos de municiones en medio de una persecución cuando huían de las autoridades.

Un comunicado de la oficina de la Fiscal Especial Anti Drogas, Bridget Brennan, emitido ayer lunes dice que los acusados fueron detenidos tenían la droga y las armas escondidas en un apartamento del vecindario Riverdale en El Bronx, donde los federales irrumpieron.

La incursión de la DEA y policías de la ciudad se produjo a las 8:00 de la noche después de una investigación de meses, dijo la fiscal Brennan.

«La violencia armada y las drogas mortales se están cobrando demasiadas vidas en nuestra ciudad», dijo la fiscalía. «Sacar las armas y las drogas peligrosas de las calles son las principales prioridades y elogo el excelente trabajo de investigación y la rápida respuesta de nuestra oficina y los socios encargados de hacer cumplir la ley».

Federales del Escuadrón de Desvío Táctico de Nueva York (TDS-NY) de la DEA, por realizó un registro autorizado por la corte en el apartamento situado en un complejo de seis pisos en la avenida Mosholu pocas horas después de que los dos sospechosos fueron arrestados cerca de ese edificio, explica el comunicado.

A eso de las 3:00 de la tarde agentes de TDS-NY que realizaban la vigilancia en la propiedad vieron a Sánchez, quien llevaba una bolsa, subirse a una camioneta Volkswagen, en la que de Leon ya estaba adentro.

La DEA dijo que sus agentes confiscaron más de 28 libras de heroína el 4 de noviembre de 2021.

Según las autoridades, los agentes reconocieron al dúo después de más de un mes de vigilancia previa, durante el cual ambos fueron vistos entrando y saliendo del edificio.

Cuando los dos hombres se fueron, los miembros de TDS-NY lo siguieron e intentaron detener el vehículo SUV que abordaban, momento en el que se alejaron a toda velocidad, dijo la oficina del fiscal.

Si bien los dominicanos inicialmente eludieron el arresto, regresaron al área del apartamento alrededor a las 6:00 de la tarde, momento en el que fueron arrestados por miembros de TDS-NY.

Sánchez, quien era buscado por el Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos (US Marshals) desde 2013, llevaba un juego de llaves que se ajustaban a la cerradura del apartamento escondido.

Menos de dos horas después, los federales obtuvieron una orden de registro autorizada por un juez para allanar la residencia.

Incautaron 12 paquetes en forma de ladrillo y un paquete cilíndrico de un contenedor de almacenamiento en el armario de un dormitorio. Una prueba de campo indicó que la sustancia en polvo dentro de los paquetes es heroína.

Los resultados de un análisis de laboratorio de la DEA sobre los narcóticos aún estaban pendientes el lunes.

La DEA estimó que el valor en la calle de la presunta heroína es de más de $4 millones.

También se encontró en el armario una caja de metal que contenía tres pistolas, una de las cuales estaba cargada, más de 200 cartuchos de municiones y un contador de dinero, dijeron los fiscales.

También una prensa de kilo utilizada en el empaque de narcóticos, y una pequeña cantidad de cocaína fueron encontradas en el apartamento.

«Las drogas ilegales continúan amenazando vidas a un ritmo récord», dijo el agente especial a cargo de la DEA, Ray Donovan. «A medida que las armas se recuperan continuamente en nuestras investigaciones, es evidente que está claro que la violencia armada y el tráfico de drogas son dos amenazas a la seguridad pública que van de la mano», añadió.

Sánchez y de Leon son acusados de posesión criminal de una sustancia controlada en primer, tercer y séptimo grado, posesión criminal de un arma en segundo y tercer grado, y posesión criminal de un arma de fuego.

«El crimen y la violencia asociados con los narcóticos son investigados implacablemente por el NYPD y sus socios encargados de hacer cumplir la ley, para evitar que los neoyorquinos se conviertan en víctimas», dijo el comisionado de la policía, Dermot Shea.

«Felicito a nuestros investigadores y a los fiscales de la Oficina de la Fiscal Especial de Narcóticos de la ciudad de Nueva York por su trabajo en este caso y por luchar incansablemente contra este flagelo con todas las herramientas a nuestra disposición», añadió el jefe policial de Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *