La deuda pública ha aumentado US$4,696.4 millones en ocho meses

La deuda pública ha aumentado US$4,696.4 millones en ocho meses

Es un hecho. A nadie le gusta deber dinero. Sin embargo, cuando se trata de la deuda pública, la situación puede ser distinta. Pedir prestado para hacer inversiones en salud, educación o infraestructura y empujar el crecimiento económico no parece mala idea. El problema está cuando esas responsabilidades ahogan un país – default –.

Las obligaciones monetarias de República Dominicana siempre son un tema de debate: desde el llamado Tratado Trujillo-Hull, en el cual el dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina saldó la deuda externa del país, hasta cuáles son los presidentes que más han endeudado la nación caribeña.

No obstante, cada período o escenario fue distinto. Incluso hoy. Dada la cantidad de estímulo fiscal inyectado en la economía en los últimos dos años, a la fecha, las responsabilidades financieras ascienden a US$51,994.9 millones. Es un notable aumento neto de más de US$16,000 millones desde el 2019 (US$35,942.5 millones)

Con esas cifras, es fácil entender por qué la ciudadanía presta atención a ese tema. Tarde o temprano, esa deuda pública será trasmitida – de alguna forma – a la población. El problema está en que algunas personas no entienden cómo el nivel de la deuda nacional afecta su vida diaria. Ahí está el tema central de la discusión. Entonces, ¿cuánto tendría que pagar cada dominicano para saldar la deuda pública?

Per cápita = cada persona
El nivel de la deuda nacional siempre es un eje de controversia para la política interna de un país. Es la carta bajo la manga que usan políticos (o votantes) para desacreditar determinados candidatos. Es tema de debate.

Independientemente de eso, los últimos acontecimientos obligaron tanto a economías emergentes como en desarrollo a sobrecarga sus niveles de deuda para mitigar los impactos económicos en las familias, las empresas y sus economías internas.

Solo en República Dominicana, en el pandémico 2020, la deuda pública aumentó un 24% y llegó a US$44,622.3 millones. En 2021 incrementó un 6.84% hasta llegar a US$47,674.1 millones y al 2022 subió otro 9.06%. Todo esto en términos netos.

Que las responsabilidades económicas del país asciendan a US$51,994.9 millones a julio de este año, indica que la deuda per cápita está en aproximadamente US$4,726.9, tomando en cuenta que la población del país se estima en 10,953,714.

Posiblemente, la ciudadanía no entienda el problema en las cifras anteriores. No obstante, si a la gente se le dice que la deuda per cápita (de cada dominicano) es igual a RD$251,707.43, es muy probable que comprenda la magnitud del problema. Actualmente, la deuda nacional representa el 47.7% del producto interno bruto (PIB) estimado.

Salir de esas deudas no es tan fácil como sacar ese cálculo. Si bien el PIB dominicano asciende a US$109,045.4 millones, las responsabilidades monetarias deben pagarse con los ingresos fiscales, no con el PIB, aunque existe una correlación entre los dos.

Como tal, las deudas surgen del déficit presupuestario que se producen cuando los gastos superan los ingresos fiscales. Cada vez que el gobierno – de turno – gasta más dinero del que ingresa a través de actividades generadoras de ingresos, como los impuestos, se forma un déficit.

En otras palabras, la deuda pública es simplemente la acumulación neta de los déficits presupuestarios anuales de los gobiernos.

Latinoamérica
Ciertamente, República Dominicana no está cerca de ser la más endeudada. Pero al observar la deuda per cápita, es distinto. En Latinoamérica, el saldo total de la deuda externa al 2020 (año del que se tienen cifras concretas en la región) ascendió a US$1,867 billones. El país, ese año, quedó justo a la mitad del rankig con una deuda externa que superó los US$44,468 millones.

De acuerdo con un informe elaborado por el Banco Mundial, que recopila las deudas internacionales a nivel mundial y dado a conocer en 2022, Brasil (US$549,234 millones), México (US$467,512 millones) y Argentina (US$253,760 millones) fueron las naciones de la región con la deuda externa más grandes. Esto indica que, en América Latina, los dos países con mayor PIB, a su vez, también son los que tienen las mayores deudas públicas.

En la parte inferior de la lista estuvieron Nicaragua (US$12,050 millones), Honduras (US$11,017 millones) y Haití (US$2,317 millones). El informe también indica que, en general, la tasa promedio de la acumulación de deuda se mantuvo en su nivel más bajo países de América Latina y el Caribe, pero promedió 8.4% excluyendo a los tres con más responsabilidades (Argentina, Brasil y México).

Las anteriores cifran indican que, per cápita, cada ciudadano en Brasil (212,559,409 en 2020) debió pagar US$2,593.6 para saldar la deuda. En el caso de México (28,932,753 en 2020) serían unos US$3,652.5 y en Argentina (45,376,763 en 2020) US$5,639.1. República Dominica está en el quinto puesto. A esa fecha, la deuda por cabeza era US$4,446.8. Es decir, entre las deudas per cápita más grandes.

El último puesto con la menor cantidad de responsabilidades monetarias, lo ostentó Haití, que, en 2020, con una población de aproximadamente 11,402,533, su deuda por individuo era equivalente US$210.

PIB
Al año de referencia, el promedio de deuda respecto al PIB de Latinoamérica era del 77%. Belice lideró la lista. Su deuda pública como porcentaje del PIB fue del 118%. En Argentina fue 108%. En Brasil fue 88%. Ese año, en República Dominicana fue de 55% mientras que en el final de la lista estuvo Haití con apenas un 24%.

Lo anterior quiere decir que Haití es el país menos endeudado, pero en teoría no es una señal de bienestar económico. Aquí es cuando las deudas son positivas. Basta con mirar lo que ocurre en Japón, una de las economías más endeudada del mundo entre los países desarrollados. Su deuda pública llega al 257% del producto interno bruto (PIB).

En su caso significa, básicamente, que el resto del mundo confía en su “estabilidad” y su calificación de riesgo es buena. Sin embargo, un rápido aumento de la deuda pública es motivo de gran preocupación. En general, cuanto mayor sea la relación deuda/PIB de un país, mayor será la posibilidad de que ese país no pueda pagar su deuda. Esto conllevaría a un pánico financiero en los mercados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.