La economía china supera las expectativas y crece un 6,4% en el primer trimestre

La economía china supera las expectativas y crece un 6,4% en el primer trimestre

El producto interior bruto (PIB) de China registró un crecimiento anual del 6,4% en el primer trimestre de 2019, según los datos publicados este miércoles por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) del país asiático. De esta manera se mantiene el ritmo de expansión del último trimestre de 2018 y se superan las previsiones de la mayoría de los analistas, que apuntaban a un crecimiento del 6,3% de la segunda mayor economía mundial.

La cifra se vio aupada por un repunte de la producción industrial y un mayor gasto en infraestructura. En concreto, el crecimiento de la economía china entre enero y marzo reflejó el impulso de las medidas de estímulo aplicadas por Pekín, cuyo importe ronda los 4 billones de yuanes (528.000 millones de euros). El incremento también se vio influido por la relajación de la política monetaria del Banco Popular de China, así como por el alivio de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

Crecimiento
El consumo registró una contribución del 65,1% al avance de la economía en los tres primeros meses

Así pues, en términos nominales, la riqueza total del país asiático alcanzó en el primer trimestre de 2019 un valor equivalente a 21,34 billones de yuanes (2,82 billones de euros). Como era de esperar, el sector servicios fue el que más avance registró en este periodo, con un 7% (un 0,6% más). La industria avanzó un 6,1% y la agricultura un 2,7%.

De este modo, el sector terciario representó un valor de 12,23 billones de yuanes (1,6 billones de euros), lo que equivaldría al 57,3% del PIB de China. La ONE también destacó el crecimiento del consumo, que registró una contribución del 65,1% al crecimiento de la economía en los tres primeros meses del año.

Objetivo
El Gobierno chino maneja una previsión de crecimiento de entre el 6% y el 6,5% para este año

A principios de marzo, el Gobierno chino estableció una horquilla de entre el 6 y el 6,5% como objetivo de crecimiento económico para 2019, año en el que Pekín anunció fuertes inversiones en infraestructuras entre otras políticas de estímulo para apoyar el crecimiento, reducir las barreras a la financiación y garantizar la liquidez.

El país superó las expectativas de 2018 pese al pesimismo que rodeaba a una coyuntura económica marcada por la desaceleración económica mundial, la guerra comercial con EE.UU. y otros factores internos como el debilitamiento de la demanda doméstica, factor clave del cambio de modelo económico propuesto por Pekín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!