La NASA revela nuevos detalles de la misión DAVINCI que estudia la atmósfera de Venus

La NASA revela nuevos detalles de la misión DAVINCI que estudia la atmósfera de Venus

El proyecto espacial está programado para lanzarse en junio de 2029 e ingresar a la atmósfera del planeta a mediados de 2031.

Científicos e ingenieros de la NASA revelaron, en un articulo publicado en la revista The Planetary Science Journal, nuevos detalles de la misión Investigación de la atmósfera profunda de Venus sobre gases nobles, química e imágenes (DAVINCI, por sus siglas en inglés) que está programada para lanzarse en junio de 2029 e ingresar a la atmósfera a mediados de 2031.

El proyecto espacial será el primero que utilice sobrevuelos de naves espaciales y una sonda de descenso en forma de esfera.

Asimismo, medirá aspectos importantes de la atmósfera y del clima del planeta, que han sido objetivos desde principios de la década de 1980.

Para llevar a cabo la investigación, la nave espacial portadora y repetidora de imágenes de la misión tendrá dos instrumentos a bordo que estudiarán las nubes del cuerpo espacial y mapearán sus áreas montañosas durante los sobrevuelos.

Además, lanzará una pequeña sonda de descenso con cinco instrumentos que proporcionarán nuevas mediciones en alta precisión durante su bajada a la superficie del planeta.

«Este conjunto de datos de imágenes químicas, ambientales y de descenso pintará una imagen de la atmósfera de Venus en capas y cómo interactúa con la superficie en las montañas de Alpha Regio, que tiene el doble del tamaño de Texas», afirmó Jim Garvin, autor principal del artículo e investigador de DAVINCI.

«Estas mediciones nos permitirán evaluar aspectos históricos de la atmósfera, así como detectar tipos especiales de rocas en la superficie, como granitos», agregó.

Plan de vuelo

La NASA espera que el primer sobrevuelo de Venus será seis meses y medio después del lanzamiento de la misión, y llevará dos años colocar la sonda en posición para ingresar a la atmósfera sobre la región de Alpha Regio, bajo una iluminación ideal del «mediodía», con el objetivo de medir los paisajes del planeta en escalas que van desde los 100 metros hasta más finas que un metro.

En tanto, la sonda científica comenzará las observaciones después de lanzar su escudo térmico a unos 67 kilómetros sobre la superficie, para posteriormente tomar muestras de gas atmosférico para realizar mediciones químicas detalladas del tipo que se han realizado en Marte con el róver Curiosity.

«Ninguna misión anterior dentro de la atmósfera de Venus ha medido la química o los entornos con el detalle que puede la sonda de DAVINCI», aseveró Garvin.

«Además, ninguna ha realizado imágenes de descenso de la superficie», enfatizó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.