La última carta de Lainez

A Diego Lainez le llueven los desafíos. Los tiene presentes pese a que sus minutos con el Betis quedaron minimizados desde hace mucho tiempo.

Su papel en el plan de Pellegrini perdió peso con el paso de las jornadas y quedó reflejado en que sólo disputó siete minutos en los últimos nueve envites de Liga. Su mayor protagonismo en escena se remonta a esa vuelta ante el Eintracht de Frankfurt que supuso la eliminación bética en la Europa League. El extremo mira ahora al cierre de Liga con la esperanza de encontrar una oportunidad para demostrar que quiere un sitio en Heliópolis.

Este tramo final de campaña entrega la última carta a Lainez. Firma una campaña con escaso protagonismo (apenas 400 minutos) y necesita relanzar una carrera que no terminó de despegar en el conjunto verdiblanco. Lo sabe el club, que ya meditó en varias ocasiones la posibilidad de una cesión en las últimas ventanas de mercado. Lo sabe Pellegrini, que tiene muchos recursos en tres cuartos y pocas citas para rotaciones. 

Y lo sabe el jugador, ansioso por demostrar sobre el césped que tiene fútbol para seguir en la élite y convencer a su técnico y sus aficionados.

Cinco citas convertidas en cinco finales para el mexicano. Él quiere un sitio tras no haber tenido la oportunidad de disputar esa triunfal final de la Copa de Rey, pero es consciente de que Pellegrini tirará de sus mejores recursos para agarrarse a la opción de la Champions League.

 En plena carrera por los objetivos, el veloz atacante tiene los suyos propios. Todo apunta a un adiós en el próximo mercado de verano para que todas las partes encuentren vías de brillantez que ahora no existen. Pero antes, hay un cierre de curso que puede entregarle su último suspiro en el escaparate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.