Le niegan fianza a caucásico acusado de enterrar cadáver de dominicano en sótano de su casa

Le niegan fianza a caucásico acusado de enterrar cadáver de dominicano en sótano de su casa

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El juez de la Corte Criminal de la ciudad de Worcester en Massachusetts, le negó fianza el viernes en una audiencia de peligrosidad al caucásico, Thomas Garon Junior, quien vive en un edificio propiedad de su madre en la avenida Penn, donde policías encontraron la semana pasada el cadáver del dominicano Marcelino Mueses (Miguelito) de 68 años de edad y que había sido reportado desaparecido desde el 19 de febrero por su novia y familiares.

Garon, de 53, es acusado de cargos por traslado ilegal de un cadáver, engañar a la policía durante la investigación y robo de identidad, después que los investigadores descubrieron que él, usó a otro sujeto, para cambiar un cheque de $300 dólares, que el dominicano había recibido en su trabajo.

El cadáver de Marcelino, fue hallado en estado de putrefacción el 2 de este marzo, cuando luego de avistar el vehículo de la víctima en una calle cercana al vecindario, se iniciaron las pesquisas.

El cuerpo de Mueses, estaba enterrado en el sótano del edificio #1 de la avenida Penn, donde reside Garon, quien le aseguró a la policía que no había visto a Marcelino desde hacía días, excepto una vez que se saludaron y Mueses, se fue con otra persona en un vehículo.

El edificio es propiedad de la madre de Garon.

La novia de Mueses, Yolanda López, lo reportó como desaparecido el 19 de febrero, luego de que no regresara a la casa del trabajo el día anterior. Los investigadores determinaron que Mueses se presentó en el trabajo el 18 de febrero, recibió un cheque de pago por alrededor de $300 y se marchó poco antes de las 9:00 de la mañana en su camioneta Ford 2005.

La policía encontró el vehículo el 26 de febrero en la intersección de las calles Villa Nova y Franklin. El video de vigilancia muestra a un hombre desconocido, luego identificado por la policía como Garon, estacionando la camioneta allí poco después de las 11:00 de la mañana del 19 de febrero, según el expediente.

El mismo día en que se recuperó la camioneta, alguien cobró el cheque de Mueses en la agencia de cambio de cheques “The Check Depot” en la calle Madison y la policía obtuvo un video de vigilancia de ese individuo.

Esa persona, también residente en el 24 de la avenida Penn, les dijo a los investigadores que firmó y cobró el cheque de Mueses a solicitud de Garon, quien le proporcionó una identificación con foto del muerto y dijo que le entregó todo el dinero.

Cuando los detectives interrogaron a Garon el 28 de febrero, él admitió conocer a Mueses y dijo que era alguien a quien le había comprado drogas, dijo la policía en el reporte.

Garon supuestamente hizo declaraciones inconsistentes a la policía sobre la última vez que vio a Mueses, y finalmente dijo que el hombre desaparecido se detuvo frente a su casa el 18 de febrero, pero se fue con alguien más en un Honda Civic y no regresó.

Garon dijo que movió el camión después de llamar a Mueses y no obtuvo respuesta. Él le dijo a la policía que Mueses nunca había estado en su casa y que no se encontrarían pruebas en la propiedad, de acuerdo con una declaración escrita presentada por el fiscal auxiliar del distrito de Worcester, Christopher P. Hodgens en apoyo de su solicitud de que Garon sea considerado peligroso y retenido sin fianza.

Luego de obtener el consentimiento de la hermana de. Garon, Lisa Garon, quien a veces se queda en el mismo edificio, los agentes registraron las áreas comunes del inmueble ayudados con un perro, lo que indicaba la presencia de un cuerpo en la escalera.

Los detectives encontraron salpicaduras de sangre en el camión de Mueses, que creían que había sido limpiada, y el perro también alertó sobre el vehículo, sugiriendo que había un cadáver dentro, según el fiscal.

Después de obtener una orden de registro, los detectives encontraron el cuerpo de Mueses el 2 de marzo en una tumba poco profunda en el sótano del edificio en el 24 de la avenida Penn. Se realizó una autopsia y la causa y la forma de la muerte aún están pendientes.

El fiscal le dijo al juez que Garon representa un peligro para la comunidad y pidió que lo mantuvieran recluido sin derecho a fianza por 120 días mientras espera el juicio.

La fiscalía dijo que el Garon “engañó a la policía en una investigación de una persona desaparecida, trató de ocultar pruebas de una lucha violenta, ocultó el cuerpo del difunto en una tumba poco profunda en el sótano de su propia residencia y mostró un motivo de simple codicia”.

Ningún testigo fue llamado a declarar durante la audiencia, y los informes policiales y otras pruebas presentadas como evidencia por el fiscal fueron incautadas por el juez.

Después de argumentar sin éxito que una audiencia de peligrosidad no se podía llevar a cabo sobre la base de un cargo policial engañoso, el abogado de Garon, Blake J. Rubin, le pidió al juez David P. Despotopulos que liberara a su cliente en reconocimiento personal o que no fijara una fianza a más de $2,000 en efectivo con cualquier condición que el tribunal considere apropiada.

Rubin dijo que la fiscalía no había establecido una causa probable para creer que Garon engañó a la policía o que estuvo involucrado en el traslado o entierro del cuerpo de Mueses. Describió como “egoísta” las declaraciones de la persona que poseía la identificación de Mueses.

El abogado defensor también dijo que Garon, quien está desempleado, prácticamente no tiene antecedentes penales.

El juez Despotopulos concordó en que Garon es peligroso y ordenó que lo mantuvieran recluido sin fianza por 120 días. S ele fechó otra audiencia para el 8 de abril.

El abogado del acusado, presentó una notificación de su intención de solicitar una revisión de la orden del juez Despotopulos en el Tribunal Superior de Worcester.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!