Legisladoras mexicanas promueven la despenalización del aborto en todo el país

Legisladoras mexicanas promueven la despenalización del aborto en todo el país

Las diputadas y senadoras plantean reformar el Código Penal Federal y la Ley General de Salud, con el objetivo de permitir la interrupción voluntaria del embarazo antes de las 12 semanas de gestación.

Legisladoras del partido oficialista Morena impulsarán una iniciativa para despenalizar el aborto en todo el país y garantizar el derecho de las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo de manera segura.

«Necesitamos hacer eco, que estos aires de lucha se propaguen por todos Congresos locales», dijo la diputada de Morena, Aleida Alavez Ruiz, en referencia a la despenalización del aborto que ya rige en Ciudad de México y Oaxaca

Tras realizar foros en 20 de las 32 entidades del país, diputadas y senadoras de Morena informaron este lunes que presentarán una iniciativa de ley para reformar el Código Penal Federal y la Ley General de Salud, con el objetivo de permitir la interrupción voluntaria del embarazo antes de las 12 semanas de gestación.

«Es la libre decisión de las mujeres hasta las 12 semanas, después obviamente tiene consecuencias», señaló Aleida Alavez.

En México, solo el aborto por violación es legal en todo el país, pero Oaxaca y Ciudad de México permiten la interrupción de embarazo por voluntad de la mujer. En el resto del territorio, dependiendo de la entidad, se puede acceder al él por otras causales como riesgo a la vida, a la salud, alteraciones graves en el producto y razones socioeconómicas.

Garantizar la interrupción
La iniciativa, que podría ser presentada esta semana en el Congreso, busca garantizar que en cada institución de Salud, al menos una persona en cada turno deberá estar capacitada para realizar el procedimiento de interrupción del embarazo.

No obstante, según El Universal, la reforma contempla que a las mujeres que voluntariamente practiquen su aborto, o permitan que alguien más lo haga, después de las 12 semanas de embarazo, se les impondrán penas de 3 a 6 meses de prisión o de 100 a 300 días de trabajo comunitario.

Además, la iniciativa establece que a la persona que haga abortar a una mujer sin su consentimiento, podría ser castigado con una pena de 3 a 6 años de prisión; cuando exista violencia física, la sanción será de entre 8 y 10 años de cárcel. A los médicos que participen, se les suspenderá de 2 a 5 años la licencia para el ejercicio de su profesión.

«Esto es un asunto de reconocimiento de acceso al derecho a la salud y, como ya lo resolvió la Suprema Corte, el Estado haga valer la vida», señaló la senadora Citlalli Hernández, tras recordar los riesgos que enfrentan las mujeres al interrumpir el embarazo de manera clandestina.

De acuerdo con la senadora Hernández, en el estado de Oaxaca, donde recientemente se aprobó la despenalización, más de 9.000 mujeres perdieron la vida al abortar de manera clandestina. En este estado del sur de México, el aborto es la tercera causa de muerte materna, según el Consejo Nacional de Población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *