Longanizas guisadas con pisto, receta ideal para la cena

Ingredientes
Para 4 personas
Salchichas frescas o longanizas de carnicería 300 g
Pisto o sanfaina 3 cucharadas soperas
Cebolla 1
Caldo de pollo 300 ml
Vino blanco un buen chorreón
Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer longanizas guisadas con pisto

Dificultad: Fácil
Tiempo total 25 m
Cocción 25 m

Cortamos las longanizas o salchichas frescas en trozos de tamaño bocado y las freímos en una sartén con tres cucharadas de aceite a fuego muy vivo para que se doren por fuera rápidamente. Después las pasamos a la cacerola o cazo en la que vayamos a preparar el guiso.

En el mismo aceite de dorar las salchichas, freímos una cebolla cortada en juliana. Cuando esté blandita, la ponemos sobre las salchichas. Agregamos el pisto casero y seguidamente, incorporamos también el caldo de pollo.

Mezclamos todo con una cuchara para que se repartan bien los ingredientes y llevamos a ebullición. Después, agregamos el vino y bajamos el fuego, dejando que todo cueza a fuego lento durante unos diez minutos, removiendo de vez en cuando.

Probamos y rectificamos de sal y dejamos que el guiso cueza durante diez minutos más, para que el líquido se evapore y se concentren los sabores. Podéis comeros esta receta en el momento, o guardarla para el día siguiente, (que aún estará más sabrosa).

Con qué acompañar la receta de longanizas guisadas con pisto
Para acompañar las longanizas guisadas con pisto, puedes preparar un buen plato de arroz blanco o si lo prefieres unas buenas patatas fritas como Dios manda aunque simplemente con un buen trozo de pan es más que suficiente para disfrutarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *