Los infectados en febrero en China podrían ser cuatro veces más

Los infectados en febrero en China podrían ser cuatro veces más

La diferencia se debe al método de contabilidad en función del diagnóstico, según un estudio de la Universidad de Hong Kong.

Más madera para los críticos con la gestión china del coronavirus. De acuerdo con un estudio a cargo de un equipo investigador de la Universidad de Hong Kong, el número de infectados a mediados de febrero en el gigante asiático podría haber sido hasta cuatro veces mayor que el oficial de haberse aplicado un método de contabilización más amplio.

Para el 20 de febrero, las autoridades chinas informaron de unos 55.000 casos positivos de Covid-19 en todo el país, concentrados principalmente en la provincia de Hubei y su capital, Wuhan. Sin embargo, según el estudio publicado en la revista científica The Lancet, el número real podría haberse cuadruplicado si se hubiera aplicado una definición revisada adoptada a principios de ese mes. “Estimamos que hubo al menos 232.000 infecciones en la primera ola epidémica de la Covid-19 en China continental”, afirmó el equipo investigador liderado por Peng Wu.

Entre el 15 de enero y el 3 de marzo, la Comisión Nacional de Salud china emitió hasta siete pautas de diagnóstico y tratamiento de la Covid-19, modificando el sistema de clasificación de las personas infectadas a medida que avanzaba la comprensión sobre la enfermedad. El estudio, en el que también han participado el epidemiólogo Benjamin Cowling y el decano de la facultad de medicina Gabriel Leung, asegura que las diferentes definiciones marcaron una gran diferencia en el número de casos contabilizados.

Cada uno de los primeros cuatro cambios de criterio umentó la proporción de casos detectados

Según sus estimaciones, cada uno de los primeros cuatro cambios –de la versión 1 a la 5– aumentó la proporción de casos detectados y contabilizados entre 2,8 y 7,1 veces. En la quinta versión de directrices, publicada el 5 de febrero, China modificó la clasificación para incluir también a los diagnosticados clínicamente (con una imagen del pulmón, por ejemplo) en lugar de requerir la confirmación tanto de síntomas clínicos como de las pruebas de laboratorio. La inclusión de estos casos condujo a un salto repentino en el número de casos conformados antes de que las autoridades revocaran su decisión unos días más tarde.

“Si la quinta versión de la definición del caso se hubiera aplicado durante todo el brote con suficiente capacidad de prueba, estimamos que para el 20 de febrero de 2020 habría unos 232.000 casos confirmados en China en comparación con los 55.508 casos oficiales reportados”, señaló el estudio. Ese dato de febrero es incluso mucho más elevado que los 82.798 casos registrados a día de hoy por las autoridades.

Finalmente, el estudio señala que queda por estudiar el impacto de las dos versiones posteriores al quinto cambio, sobre las que todavía faltan ciertos datos, y que las modificaciones registradas deben tenerse en cuenta al observar la tasa de crecimiento de la epidemia y los tiempos de duplicación.

La semana pasada Pekín aumentó en un 50% el número de fallecidos en Wuhan

En los últimos días ha crecido notablemente el escepticismo sobre los datos oficiales ofrecidos por China, que la semana pasada incrementó en un 50% el número de fallecidos en Wuhan, la ciudad epicentro de la pandemia. Uno de sus mayores críticos es Estados Unidos, desde donde el secretario de Estado, Mike Pompeo, insistió ayer en que Pekín no informó del brote vírico “de manera apropiada” a la Organización Mundial de la Salud.

Mientras, el país asiático se despertó con buenas noticias: según las fuentes oficiales, el miércoles fue el octavo día consecutivo sin muertos por coronavirus y tan solo se registraron una decena de casos nuevos, 20 menos que la jornada del martes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *