Los tensos cruces entre Bolsonaro y Lula durante el debate por la campaña presidencial en Brasil

Los tensos cruces entre Bolsonaro y Lula durante el debate por la campaña presidencial en Brasil

Ambos líderes políticos se llevaron el protagonismo con sus desafiantes señalamientos entre sí por temas como la corrupción, el gasto social, la economía y la pandemia

El presidente Jair Bolsonaro y el ex mandatario Luiz Inacio Lula da Silva se llevaron el protagonismo del primer debate televisivo en la campaña electoral en Brasil, uno de los momentos más esperados rumbo a los comicios del 2 de octubre.

Es la primera vez que los dos archirrivales, figuras centrales de la historia reciente de Brasil, se midieron cara a cara en la que podría ser la elección más polarizada desde el regreso a la democracia en 1985.

A continuación, las frases más destacadas del debate presidencial.

El primer enfrentamiento directo entre Bolsonaro Lula fue porel tema de la corrupción.

“Su gobierno fue el más corrupto en la historia de Brasil”, dijo Bolsonaro al iniciar la ronda de preguntas y citando el caso de Petrobras.

“Todo el mundo robaba, desviaba, y el presidente no sabía”, comentó, irónicamente Bolsonaro.

Bolsonaro confirmó a última hora su participación en el debateBolsonaro confirmó a última hora su participación en el debate

En su defensa, Lula trajo el tema de la inversión social al plató: “El país que dejé es un país que el pueblo echa de menos”, afirmó el ex presidente brasileño.

Pero Bolsonaro refutó el comentario justificando que su gobierno “atiende a los más necesitados” y que es “un gobierno que piensa en los más pobres”.

Pese a los argumento de Lula, Bolsonaro replicó más tarde con un contudente: “La inflación de Brasil [en 2022] es una de las más bajas del mundo”.

El ex presidente y candidato Luiz Inacio Lula da SilvaEl ex presidente y candidato Luiz Inacio Lula da Silva

Lula y Bolsonaro no fueron los únicos en dejar frases picantes durante el encuentro que se extendió por más de dos horas.

Fue el candidato Ciro Gomes quien respondió al argumento de Bolsonaro sobre el crecimiento económico diciendo: “Todo en Brasil está fuera de lugar. Escuchar al presidente Bolsonaro decir que la economía está en auge es algo que me choca”, respondió el candidato laborista Ciro Gomes

El candidato presidencial Ciro GomesEl candidato presidencial Ciro Gomes

UNA VERGÜENZA

Otro momento candente del encuentro se produjo cuando Bolsonaron arremetió contra una periodista que formuló una pregunta al candidato Gomes.

“Eres una vergüenza para el periodismo brasileño”, le espetó Bolsonaro a la periodista de TV Cultura, al hacer uso de la palabra en una réplica.

“Me acusa sin ninguna prueba. Mi gobierno es el que más sancionó leyes para las mujeres. Basta de victimismo, todos somos iguales “, dijo el mandatario.

Por su parte, la senadora Simone Tebet, del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), acusó al presidente Bolsonaro de “misógino”. “¿Por qué tanta rabia con las mujeres?”, le preguntó.

“No podemos tener un presidente que miente, que crea fake news, que divide a las familias. El mío será un gobierno de amor”, agregó Tebet.

El debate, organizado en San Pablo por un conjunto de medios brasileños, entre ellos la Rede Bandeirantes y el periódico Folha de S. Paulo, es el primero del calendario de campaña con vistas a los comicios del 2 de octubre. Posiblemente sea el único, por lo que es visto como uno de los momentos más decisivos del proceso.

ARRANQUE DE CAMPAÑA

En vísperas del debate, Bolsonaro y Lula estrenaron este sábado sus anuncios de campaña por radio y televisión, centrados principalmente en la economía.

Lula criticó la inflación y el avance del hambre, que afecta a más de 33 millones de brasileños. En la voz del cantante Gilberto Gil, el anuncio afirmó que “democracia no combina con odio y violencia, ni con autoritarismo o ‘fake news’”.

Lula, con el apoyo de diez partidos, cuenta con un minuto de televisión más que Bolsonaro (3,39 minutos) y usó su tiempo en pantalla para denunciar que “millones de hermanos y hermanas brasileños no tienen qué comer”. Sin citar a Bolsonaro, Lula se preguntó “¿cómo un país tan rico pudo retroceder tanto?” y “¿cómo puede no importarle a un gobernante el sufrimiento de tanta gente?”.

Bolsonaro, por su parte, atribuyó la inflación a la pandemia, la guerra en Ucrania y la sequía, al tiempo que prometió mantener en 2023 el programa asistencial Auxilio Brasil, que transfiere mensualmente unos 110 dólares a 20 millones de familias.

Tratando de llegar a ese electorado, en su primer programa de radio, este sábado, la campaña de Bolsonaro se sirvió un locutor con un marcado acento del noreste de Brasil, la región más pobre del país y donde Lula cuenta con una mayor ventaja en los sondeos.

(Con información de EFE y AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.