Más Madrid fracciona el voto de la izquierda al decidir presentarse, Las bases de la formación proponen que Íñigo Errejón lidere la lista

Más Madrid fracciona el voto de la izquierda al decidir presentarse, Las bases de la formación proponen que Íñigo Errejón lidere la lista

Más Madrid ha decidido dar el salto al Congreso de los Diputados en las elecciones generales el 10 de noviembre. Así lo acordaron en asamblea poco más de 400 militantes reunidos en Madrid durante la tarde del domingo. El mandato de la militancia fue claro con el 99% de los votos a favor.

Nadie concibe que esta nueva lista que competirá por el voto progresista no sea liderada por Íñigo Errejón pero lo cierto es que ayer no estuvo presente en la decisiva asamblea.

No obstante Más Madrid dejó claras las opciones después del no tajante de la exalcaldesa de la capital, Manuela Carmena, y la ausencia de nombres de garantía en el banquillo.

Así lo confirmó la propia concejala de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Inés Sabanés, al asegurar que por “coherencia consideramos como idóneo que sea Errejón quien encabece la candidatura”. La edil fijó como objetivo prioritario “combatir la abstención y sumar a la izquierda. Y Más Madrid puede ser el antídoto para combatirlo”. “El riesgo no es la división, sino la abstención” recalcó.

“No queremos una campaña de debate de culpas y reproches hablando de lo que pudo ser y no ha sido. Queremos incorporar el debate de lo que puede ser en el futuro y cuál puede ser nuestra participación en términos electorales” señaló Sabanés.

Se espera que en las próximas horas –o días– Errejón confirme en primera persona su candidatura después de que decidiera ausentarse voluntariamente de la asamblea de ayer “para no condicionar el debate”.

El líder de Más Madrid no se dejó ver en la asamblea de su formación, todavía no lo tenía todo atado

No obstante, la reunión de los militantes fue un camino de rosas para el gran ausente. La mayoría de las intervenciones de los militantes que pidieron la palabra coincidían en resaltar la idoneidad de presentarse a los próximos comicios quedando como única duda las circunscripciones en las que concurrir o si la apuesta fuera de Madrid se formalizará en solitario o en coalición.

Tan sólo un par de voces discrepantes tomaron la palabra apelando a la calma por “el riesgo que conlleva acudir de manera precipitada a los comicios cuando no deja de crecer el desapego de la ciudadanía hacia sus políticos”. La resolución de ayer domingo abre un nuevo proceso interno. Será el miércoles cuando Más Madrid aborde el debate sobre listas y circunscripciones. Por el momento, el proyecto de Errejón puede contar con aliados en Valencia, junto a Compromís, y en Galicia, donde las Mareas han acabado convertidas en un mosaico de pequeños grupos en disputa que pueden encontrar en la candidatura de Errejón un catalizador. Por ahora Catalunya queda descartada en la medida que los comunes de Ada Colau mantienen firme su alianza con Podemos. Pero no hay que descartar nada en las próximas semanas.

En los últimos días, el exnúmero dos de Podemos ha lanzado en varias ocasiones mensajes pronunciándose a favor de que su antiguo partido facilitara la investidura de Sánchez y renunciara a formar parte de un Gobierno de coalición con los socialistas. Una opción contraria a la del secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias.

En la órbita del antiguo partido de Errejón, Juan Carlos Monedero no es partidario de la irrupción de Más Madrid el próximo 10-N. Aunque no citó a esta formación de manera expresa se pronunció este sábado contra el aumento de la “fragmentación” política a causa de “una izquierda útil a la derecha y al bipartidismo” después de experiencia de las elecciones municipales en las que la división causó la pérdida de ayuntamientos y escaños.

Un día antes, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, consideraba que la vuelta a la política nacional de su ex número dos ocurriría “más tarde o más temprano” porque, según Iglesias, lo autonómico “es algo que no le ha interesado nunca”. El PSOE en cambio, considera que Errejón “está en su derecho” a presentarse el próximo mes de noviembre.

Desde la derecha madrileña Errejón ha sido calificado de “traidor” y “egoísta político”. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, del PP, señaló este domingo que “a nadie le puede extrañar que si Íñigo Errejón traicionó primero a Podemos traicione ahora a los madrileños”. “Se presentó hace cuatro meses a las elecciones autonómicas y ahora se quiere volver a ir al Congreso de los Diputados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *