Medicamentos de alto costo, una crisis

Medicamentos de alto costo, una crisis

SANTO DOMINGO,RD.- El pasado miércoles, en la rueda de prensa semanal de las autoridades sanitarias, Teresa Mártez, presidenta de la Fundación un Paso de Fe para Pacientes de Artritis Reumatoide, hizo un llamado de atención a la Dirección de Compras y Contrataciones sobre una dificultad con los medicamentos de alto costo.

Pide que se agilice el proceso de licitación final para la adquisición de los medicamentos requeridos, ante las presiones existentes por un posible desabastecimiento.

“Pedirle a Compras y Contrataciones que agilice el proceso, que es de medicamentos y vidas que estamos hablando; no de blocks, varillas y cementos, porque la compra de medicamentos está ranqueada como bienes y servicios como si fuera la construcción de un puente y no lo es”, fue la denuncia de Mártez.

Este problema no es nuevo, pero devela una crisis y que la Unidad de Medicamentos de Alto Costo “hace agua”, como lo desnuda la periodista Addis Burgos en su programa de investigación Desclasificado.

Hay cerca de 15 mil pacientes que precisan este tipo de medicamentos, con precios que pueden ascender hasta a un millón y medio de pesos, insostenible “hasta para los más aventajados bolsillos”, y que según se pudo constatar en la investigación, además de los problemas de Compras y Contrataciones, entidad a la que se implora sea más amigable con la aplicación de la ley, también el proceso para acceder a los remedios resulta un suplicio.

En la oficina de Alto Costo de Salud Pública un paciente puede tardar entre 5 y 8 horas en recibir una respuesta que regularmente no llega, porque el programa de medicamentos opera a su máxima capacidad presupuestaria, y “la solución de muchos casos se da sobre la base de autorizaciones extraordinarias que en un momento no pueden ser sostenidas por los ingresos reales”, se revela en Desclasificado.

Sin entrar a considerar las quejas de asociaciones de pacientes y de sociedades y fundaciones como las de Enfermedades Inflamatorias, de Neurología y Neurocirugía y de Artritis y Reumatoides, y las denuncias de familiares de pacientes que hablan de la existencia de mafias, según el reporte, sería oportuno llamar la atención de las autoridades para que presten atención a este problema y echen una miradita, aunque sea de refilón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.