Médico forense: Andreea Celea no presentaba signos de suicidio sino de homicidio

Médico forense: Andreea Celea no presentaba signos de suicidio sino de homicidio

Fernando Molina
Santo Domingo, R.D..-Han pasado dos años y cinco meses de la trágica muerte de la joven de origen rumano Andreea Celea, quien cayó del octavo piso del hotel W&P ubicado en el sector de Bella Vista el 1 de septiembre en el 2018.

El martes 9 de febrero se retomó el juicio de fondo en el Segundo Tribunal Colegiado, siendo la novena audiencia en la que la Fiscalía completó la presentación de alrededor de diez testigos.

En la audiencia el Ministerio público presentó a la testigo perito Glorimi Cambero, médico forense, quien dijo que la muerte de Celeea fue calificada como violenta por homicidio, ya que hubo la participación de una fuerza externa en la caída al vacío y presentaba lesiones de lucha y defensa.

«Inmediatamente se presentan lesiones de lucha y defensa, se descarta que fuera un suicidio», dijo Cambero.

También agregó que el cuerpo de la joven marcaba apretones en las muñecas, por la fuerza ejercida allí.

La doctora explicó que se determinó que fue un homicidio, ya que el cuerpo cayó lejos del lugar de donde se lanzó o fue lanzada, y no presenta fractura en los miembros inferiores.

Dijo que en caso de que fuera un suicidio, el cadáver hubiese caído cerca del lugar de donde se lanzó y hubiese tenido mayores lesiones en los miembros inferiores porque generalmente cuando una persona se lanza por un precipicio cae de pie.

Otro que testificó fue el perito de la Departamento de Investigación de Crimines y Delitos de Alta Tecnología (Dicat) de la Policía Nacional, que fue el encargado de procesar los videos que fueron recogidos de las cámaras de seguridad del hotel.

Indicó que una de las cámaras identifica el tiempo exacto de la caída, ya que la cámara tembló en el momento en que se produjo el impacto.

Durante la audiencia, la defensa del imputado Gabriel Villanueva, encabezada por el abogado Plutarco Jáquez, solicitó al tribunal que vaya al lugar donde ocurrieron los hechos para que determine que las pruebas dadas por el Ministerio Público “no han sido concluyentes”. Ellos defienden que Villanueva no asesinó a Andrea Celea sino que fue un suicidio.

El Ministerio Público acusa a Gabriel Villanueva de haber asesinado a Andreea Celea en los hechos de septiembre de 2018.

Al principio del juicio, se trataron varias pruebas que hacía alusión a la amenaza que representaba Villanueva hacia la joven Celea. Entre ellas notas de voz en las que se puede escuchar a Andrea diciendo lo peligroso que era y como la había estado siguiendo.

La relación

Celea mantuvo una relación de dos años y 8 meses con Gabriel Villanueva.

La Fiscalía dice que varias veces la familia tuvo que ir a la residencia donde vivían Villanueva y Celea debido a los maltratos que recibía la víctima.

Antes de los hechos del 1 de septiembre de 2018, a Villanueva le habían puesto una orden de alejamiento.

En cuento a la defensa de Villanueva, alegan que Andrea Celea era quien realmente buscaba y llamaba a Villanueva, y que la joven no fue asesinada.

Hasta el momento Gabriel Villanueva ha cumplido la medida de coerción en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís.

El tribunal recesó el juicio de fondo en contra de Gabriel Villanueva hasta este jueves 11 a las 9:00 de la mañana, y explicó que así estaba estipulado en el calendario que fue notificado a cada una de las partes en el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *