Mejorar inocuidad y calidad de productos de exportación, un desafío para dinamizar exportaciones agropecuarias

Mejorar inocuidad y calidad de productos de exportación, un desafío para dinamizar exportaciones agropecuarias

La crisis sanitaria por el covid-19 provocó una caída de un -13.7% en las exportaciones agropecuarias entre enero y junio del 2020, en comparación con los mismos meses de 2019, de acuerdo con las estadísticas de la Dirección General de Aduanas (DGA) en base a los capítulos considerados como sector agropecuario según el sistema armonizado

El planteamiento lo hizo la presidenta de la Asociación Dominicana de Exportadores (Adoexpo), Elizabeth Mena, quien aseguró que los productos agropecuarios de exportación que han registrado una disminución son: cacao, con un -8.5%, aguacates, con un -1.7%; café, con un -17.7%; y bananos, con un 1.78%.

Mena explicó que a nivel regional se ha evidenciado una desaceleración de las exportaciones agropecuarias, debido a una baja en la demanda global por las medidas de confinamientos a las que se han sometido muchas económicas de la región para frenar la propagación del virus.

“Las exportaciones agropecuarias de América Latina y el Caribe enfrentan varios retos como la variación de los tipos de cambio (dólar), los retrasos logísticos en los países destinos (paso fronterizo, puertos, aeropuertos). Además, la reducción del poder adquisitivo debido al aumento del desempleo, la alta concentración de marcado y las medidas sanitarias y fitosanitarias que pudieran emitir los países destinos para proteger la producción local”, resaltó la presidenta de Adoexpo.

Desafíos
Para que el sector agropecuario pueda aumentar sus exportaciones se debe trabajar en un programa que mejore la inocuidad y la calidad de los productos de exportación, el cual incluya el fortalecimiento de las instituciones de acreditación, estandarización y vigilancia de los protocolos.

Además, debe contar con el apoyo y la capacitación a los productores para que puedan adoptar sistemas y certificaciones de calidad, y financiamiento para que puedan invertir en innovación y desarrollo tecnológico.

Así lo planteó la exdirectora ejecutiva del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), Luisa Fernández, quien explicó que lograr una mayor dinamización de las exportaciones es importante lograr un mejor aprovechamiento del “extraordinario” acceso preferencial que tiene el país a más de 900 millones de consumidores, principalmente en mercados de alto poder adquisitivo, como lo son Estados Unidos y la Unión Europea.

“Más aún, y con el objetivo de diversificar los mercados de exportación, debemos establecer una agenda proactiva de política comercial, para lograr acceso preferencial a países con los que no hemos suscrito tratados de libre comercio, como es el caso de Canadá”, indicó.

Fernández resaltó que República Dominicana tiene que dedicar mayores recursos a la promoción en el exterior de la oferta exportable, priorizando los productos “estrella”. Además, se debe concentrar en aquellos mercados en los que el país puede ser más competitivo, tomando en cuenta los aspectos de costos y logística.

“El país debe tener una agenda de trabajo nacional, que permita crear un ambiente favorable para el crecimiento de las exportaciones, mejorando las condiciones de financiamiento, calidad, innovación, tecnología, energía, transporte y facilitación del comercio”, dijo.

Fernández sostuvo que, aunque las exportaciones agropecuarias han sido afectadas por la pandemia, el impacto no ha sido mayor debido a que forma parte de las llamadas “industrias esenciales”, cuyas cadenas de distribución, incluyendo a mayoristas y minoristas, continúan operando casi con normalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *