Misión de la ONU denuncia que migrantes son violadas a cambio de comida o agua en Libia

Los migrantes detenidos en Libia enfrentan atroces abusos, denunciaron este miércoles investigadores de la ONU, señalando que las mujeres son especialmente vulnerables a la violencia sexual y habitualmente son violadas a cambio de comida o agua.

Miles de migrantes son detenidos en centros gestionados por el Departamento de Lucha contra la Migración Ilegal, cuyas instalaciones están controladas por grupos armados no estatales o son retenidos por los traficantes.

La misión de la ONU que investiga la situación en Libia señaló que los migrantes son detenidos de forma «arbitraria» y «sistemática» y son víctimas de «asesinatos, desapariciones forzadas, tortura, esclavitud y violencia sexual», entre otros abusos.

Los investigadores señalan que los migrantes que intentan llegar a Europa denuncian haber sufrido «violencia sexual por parte de los traficantes, muchas veces con el objetivo de extorsionar a sus familias».

El riesgo de sufrir violencia sexual es tal que «algunas mujeres y niñas se colocan un implante anticonceptivo para evitar un embarazo no deseado», señalaron los autores del informe.

Una migrante que fue retenida en Ajdabiya relató que sus captores le exigieron mantener relaciones sexuales a cambio del agua que necesitaba para su hijo de seis meses que estaba enfermo.

«La misión tiene motivos razonables para creer que se cometieron crímenes contra la humanidad contra los migrantes en Libia», sostuvo la misión de la ONU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.