Mitad del período gubernamental

Mitad del período gubernamental

  • Por GUILLERMO CARAM

Mientras parte del funcionariado no internaliza que están gobernando, actuando como si no corriera el tiempo de su período, limitándose a criticar males encontrados o formulando promesas a futuro como si fueran opositores, y otros apostando a un nuevo periodo, instancias nacionales comienzan a facturarle al Gobierno el agotamiento de su mitad inicial.  Argumentan que prácticamente, a partir de pasado mañana 16 de mayo, comienza su mitad final.

Alguna instancia nacional, gubernamental incluso, debería analizar a que se debe tan diferentes actitudes e interpretaciones de la misma cronología.

Cómo probablemente nos inunden mensajes, montajes, discursos y espectáculos de “rendición de cuentas”; consideramos imprescindible contribuir al buen Gobierno listando urgencias esenciales, inicialmente económicas, pendientes de abordarse en esta mitad final del periodo.

Partiendo de superar Rezago Agropecuario. Frente a crecimientos económicos globales entre 6 y 12%, la agropecuaria creció 4.1% en 2019. Descendió en 2021 a 2.6%. Y a 2% en lo transcurrido del 2022.

Este rezago se observa a pesar que la agropecuaria no fue, por su naturaleza no aglomerante de producción, prohibida durante pandemias. Y es grave, porque creciendo turismo 20 veces más rápidamente, puede neutralizar beneficios turísticos al generar importaciones.

Las cuentas externas cerraron desbalanceadas en 2021. La balanza de pagos requirió US$2.7 mil millones de endeudamiento para nivelarse, más del doble de 2019.

La falta de respuestas a limitaciones de producción ha aumentado la dependencia externa con los consabidos desabastecimientos y aumentos de precios.

Los desajustes fiscales persisten. El consuetudinariamente negativo Resultado Operativo Bruto en 2021 reportado en www.Bancentral.gob.do,  fue en 2021, el doble de 2019.

El gasto corriente 2021 superó en RD$24 mil millones los ingresos corrientes y por cada peso invertido se gastaron 15 en partidas corrientes. Las inversiones comienzan lentas y terminan desbordándose.

Consecuentemente la Velocidad de Endeudamiento aumenta. La deuda consolidada 2021 fue 32% superior a la del 2019, mientras PBI apenas fue 4.5%. Por tanto, la deuda creció 7 veces más rápidamente que la producción.

Persisten serias distorsiones en el sistema financiero. El crédito agropecuario representó 3.6% del total, no obstante la agropecuaria aportar 5.6% del PBI y 7.6% del empleo.

Necesidades 

1. Superar el Rezago Agropecuario ahora que ha anunciado un nuevo plan al respecto

Procurar más Seguridad Alimentaria vía precios accesibles, equilibrando cuentas externas.
Reformar Fiscalidad, mejorando calidad del gasto y simplificando tributación.
Frenar Velocidad de Endeudamiento.
Reformar Sistema financiero, más ahora que Banreservas anuncia tasa “0”para vacacionar.
Urgencias
Agregamos hoy cinco nuevos desafíos para completar una decena de urgencias:
Formalizar la informalidad laboral que en 2021 terminó en máximo histórico (58%), afectando recaudaciones, aumentando demandas de servicios de salud, desnaturalizando sistema de pensiones e instando a la concesiones de pensiones privilegiadas.
Iniciar el reordenamiento territorial causado por rezago agropecuario-rural, alta concentración de créditos en el GSD (73% del total) y de inversiones en transporte y turísticas. Y negligencia al correlacionar viviendas en vecindarios con centros de trabajo y servicios a fin de disminuir aglomeraciones y desplazamientos mediante transportación entaponadora
Re-reformar la PN para mejorar la seguridad ciudadana y jurídica ahora que se tiene la percepción, a juzgar por los fallecimientos en cuarteles, que las reformas implantadas lo que han hecho es trasladar inseguridad a destacamentos policiales.
Procurar mayor derrame social del crecimiento económico: priorizando la creación de oportunidades de trabajo, incentivando fiscalmente la formalización, mejorando calidad del gasto en educación, ofreciendo servicios de salud más allá del combate de la pandemia, mejorando seguridad social, etc
Y, finalmente, para implementar lo anterior:
Oxigenar el empantanado proceso de reformas que se lleva a cabo en el CES, dando cumplimiento a lo dispuesto en la Ley 1-12 de revisar la END con participación de fuerzas políticas (arts. 39 y 40), concentrándose en concertar el pacto fiscal y en revisar, previa evaluación de resultados, los pactos eléctricos y educativo.

Y en poner en vigencia lo ya reformado antes de abocarse a nuevas reformas para re-reformar disposiciones no cumplidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.