Multimillonarios franceses dan parte de su fortuna para reconstruir Notre Dame

Multimillonarios franceses dan parte de su fortuna para reconstruir Notre Dame

Los propietarios de Louis Vuitton donan 200 millones, mientras la familia Pinault desembolsa 100 millones más.

Las llamas han engullido parte de la catedral de Notre Dame , el emblemático icono de Francia de más de 850 años de antigüedad y visitado por 13 millones de turistas al año. El fuego ha convertido en cenizas dos tercios del techo y la aguja central del edificio gótico por completo. Son las mismas estructuras que estaban siendo restauradas y cuyas obras se sospecha que provocaron el incendio, porque se originó allí.

El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió su reconstrucción, al borde de las lágrimas la noche del lunes, desde la explanada del templo y con el edificio todavía humeando a sus espaldas. Pero se desconoce todavía la magnitud de la tragedia –si bien muchos de los tesoros que albergaba pudieron salvarse por la rápida acción de los bomberos, los expertos aseguran que hay pérdidas de valor incalculable– y, lo más importante, el coste de ella. Serán cientos de millones, de ahí que el mandatario hiciera un llamamiento a las donaciones para financiar las obras que devuelvan a Notre Dame el esplendor perdido.

El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió su reconstrucción, al borde de las lágrimas

De momento, la llamada ha sido escuchada por las grandes familias adineradas francesas. Desde anoche hayan empezado a afluir algunas donaciones de grandes multimillonarios franceses, como las de la familia Arnault (propietaria de Louis Vuitton y Moët Hennessy), que ha prometido que pondrá 200 millones de euros, y los Pinault, que aportarán 100 millones de euros. El magnate francés François-Henri Pinault, marido de actriz Salma Hayek, y su padre son accionistas del otro gran grupo del lujo, Kering.

“Esta tragedia golpeó a todos los franceses y a todos quienes están vinculados a los valores espirituales. Frente a un drama como este, todo el mundo desea volver a dar vida a esta joya de nuestro patrimonio”, añadió François-Henri Pinault, presidente del holding familiar y del grupo Kering.

Por su parte, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha propuesto celebrar una “conferencia internacional de donantes” para recaudar fondos con el fin de reconstruir el edificio. La fecha todavía debe concretarse. Asimismo, explicó que el “fondo de dotación creado en 2014 para el patrimonio en París se movilizará para recaudar (fondos) de los patrocinadores con los que (la ciudad) suele trabajar, y la ciudad pondrá una parte de su aporte al trabajo de restauración”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *