Netanyahu insta al Gobierno israelí a actuar con «máxima cautela» sobre la operación militar rusa y concentrarse en Irán

Netanyahu insta al Gobierno israelí a actuar con «máxima cautela» sobre la operación militar rusa y concentrarse en Irán

El exmandatario pidió a Tel Aviv hablar «menos sobre lo que no necesita hablar» y «ocuparse más de las amenazas existenciales a la seguridad» de Israel.

El ex primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, pidió al Gobierno de su país adoptar un enfoque más cauteloso respecto a la operación militar rusa en Ucrania y centrar su atención en el acuerdo nuclear con Irán, informa el diario The Times of Israel.

«En días como estos, es recomendable tomar posiciones con la máxima cautela», dijo Netanyahu esta semana durante una reunión del partido político de oposición Likud, el cual preside. «Desafortunadamente, en los últimos días hemos escuchado muchas expresiones innecesarias y demasiadas predicciones falsas», criticó.

Así, el ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, había condenado la «operación militar especial» de Rusia para defender Donbass, mientras que el primer ministro, Naftalí Bennett, accedió a una solicitud hecha por el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, para mediar en las negociaciones con el mandatario ruso, Vladímir Putin, señala el periódico.

«El acuerdo nuclear iraní amenaza nuestra existencia»

«Hago un llamado al Gobierno para que se comporte de manera responsable, hable menos sobre lo que no necesita hablar y se ocupe más de las amenazas existenciales a la seguridad» de Israel, instó Netanyahu. Según el exmandatario, la verdadera amenaza a la seguridad que su país enfrenta es Irán, afirmando que Bennett y Lapid no han prestado suficiente atención a las negociaciones del programa nuclear iraní.

«El acuerdo nuclear con Irán amenaza nuestra existencia», sentenció.

Las negociaciones entre Irán y las potencias mundiales (China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania) se reanudaron el 28 de febrero en Viena para tratar de reavivar el acuerdo nuclear iraní firmado en 2015. EE.UU. ha participado en esas conversaciones de forma indirecta, ya que se retiró del pacto en 2018.

Ese acuerdo relajó las sanciones contra Teherán a cambio de restringir su programa nuclear, pero más tarde Washington restableció una serie de medidas punitivas contra la República Islámica y esta respondió incrementando el enriquecimiento de uranio. Irán asegura que su programa tiene fines pacíficos, pero Israel está en contra de la firma de un acuerdo porque considera que eso ayudaría a Teherán a instalar centrífugas a gran escala para la producción de armas nucleares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.