“Oh, sí, Nashville y el mundo nunca me olvidarán”: las palabras del autor de la explosión en EEUU

“Oh, sí, Nashville y el mundo nunca me olvidarán”: las palabras del autor de la explosión en EEUU

Aunque las autoridades identificaron a Anthony Quinn Warner, de 63 años, como el hombre detrás del misterioso atentado en la que él mismo murió, el móvil sigue siendo una incógnita

El hombre sospechoso de detonar la bomba en Nashville le dijo a un vecino días antes de la explosión que “Nashville y el mundo nunca me olvidarán”.

Anthony Quinn Warner, el hombre aparentemente responsable de la bomba que hirió a tres personas y dañó decenas de inmuebles en el centro de Nashville, pronunció esas palabras hace pocos días, de acuerdo con su vecino Rick Laude.

Según Laude, el 21 de diciembre vio a Warner parado junto al buzón de su casa, por lo que detuvo su auto para hablar con él. Dijo que le preguntó: “¿Papá Noel te traerá algo bueno para Navidad?”. Según el vecino, Warner sonrió y le contestó: “Oh, sí, Nashville y el mundo nunca me olvidarán”.

Laude, de 57 años y conductor de un camión comercial, comentó que no pensó mucho en el comentario y que entonces pensó que Warner sólo quería decir que “algo bueno” le iba a suceder. Agregó que días más tarde se quedó “sin palabras” cuando leyó que las autoridades habían identificado a Warner como el presunto autor del estallido.

“No había nada de este tipo que causara alarma, era simplemente un tipo callado”, expresó el vecino.

Aunque las autoridades federales identificaron el domingo a Warner, de 63 años, como el hombre detrás de la misteriosa explosión en la que él mismo murió, el móvil sigue siendo una incógnita.

“Esperamos obtener una respuesta. A veces, simplemente no es posible”, dijo David Rausch, director de la Oficina de Investigaciones de Tennessee (TBI por sus siglas en inglés) en una entrevista el lunes al programa Today. “La mejor manera de encontrar un motivo es hablar con el individuo. No podremos hacer eso en este caso”.

En apenas unos días, las fuerzas del orden recibieron cientos de pistas, pero las autoridades hasta ahora no han proporcionado información sobre qué llevó a Warner a causar la explosión de una casa rodante cargada de explosivos. Según las autoridades, Warner no había estado en el radar antes de Navidad. Un informe de registros de la TBI publicado el lunes mostró que el único arresto de Warner fue por un cargo relacionado con marihuana en 1978.

“Parece que la intención era más ocasionar destrucción que muertes, pero nuevamente, son sólo conjeturas mientras continuamos en nuestra investigación con todos nuestros asociados”, agregó Rausch.

Además, aún se desconoce por qué Warner seleccionó esa ubicación particular para la explosión, que dañó un edificio de AT&T y causó estragos en el servicio de telefonía celular y en las comunicaciones de la policía y de hospitales en varios estados del sur. La compañía dijo que trabajaba para restablecer sus servicios.

Aunque las autoridades federales identificaron el domingo a Warner, de 63 años, como el hombre detrás de la misteriosa explosión en la que él mismo murió, el móvil sigue siendo una incógnita.

“Esperamos obtener una respuesta. A veces, simplemente no es posible”, dijo David Rausch, director de la Oficina de Investigaciones de Tennessee (TBI por sus siglas en inglés) en una entrevista el lunes al programa Today. “La mejor manera de encontrar un motivo es hablar con el individuo. No podremos hacer eso en este caso”.

En apenas unos días, las fuerzas del orden recibieron cientos de pistas, pero las autoridades hasta ahora no han proporcionado información sobre qué llevó a Warner a causar la explosión de una casa rodante cargada de explosivos. Según las autoridades, Warner no había estado en el radar antes de Navidad. Un informe de registros de la TBI publicado el lunes mostró que el único arresto de Warner fue por un cargo relacionado con marihuana en 1978.

“Parece que la intención era más ocasionar destrucción que muertes, pero nuevamente, son sólo conjeturas mientras continuamos en nuestra investigación con todos nuestros asociados”, agregó Rausch.

Además, aún se desconoce por qué Warner seleccionó esa ubicación particular para la explosión, que dañó un edificio de AT&T y causó estragos en el servicio de telefonía celular y en las comunicaciones de la policía y de hospitales en varios estados del sur. La compañía dijo que trabajaba para restablecer sus servicios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *