Ojo, con lo que podría suceder

Ojo, con lo que podría suceder

 Hugo López Morrobel

 
Hugo López Morrobel

Este es un país muy especial, donde las cosas más inverosímiles parecen normales, y donde el día más claro llueve, aunque ese no es el caso cuando se presenta una tormenta como la que acaba de pasar sobre el territorio nacional.

Por eso, no sería raro que tras la renuncia de Panamá como sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, se le ocurra a un grupito de simpaticones abogar porque República Dominicana sea la sede de ese evento.

Aunque hasta el momento, en medio de esta crisis sanitaria y económica, a nadie se le ocurriría decir que está de acuerdo con dar ese paso, es muy probable que en los próximos meses, las opiniones cambien radicalmente.

Y el argumento principal sería que la inversión que tendría que hacerse sería muy baja. y serviría para mantener en buenas condiciones físicas a una serie de instalaciones que en los últimos años no han recibido el debido mantenimiento, la mayoría de ellas por falta de uso.

Las nuevas autoridades deben estar ojo avizor, alertas, porque esa petición de sede para el montaje aquí de los Centroamericanos y del Caribe es una idea que algunos no descartan.
RADARES.- Las informaciones contradictorias sobre el trayecto y la hora que pasaría la tormenta Isaías pusieron de “vuelta y media” a muchos dominicanos.

Por momentos se informaba que estaba a las puertas de tocar tierra; luego, que a las ocho de la mañana, después de dos a cuatro de la tarde, que tocaría tierra por Punta Cana, siete provincias en alerta roja y después 13. Al precer, una tomenta bastante “alocada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *