Operación Iberia-Air Europa sufre ofensiva de Lufthansa y Air France

Operación Iberia-Air Europa sufre ofensiva de Lufthansa y Air France

La posible transacción por la que Iberia absorbería a Air Europa está sufriendo una fuerte ofensiva de sus dos competidores más directos como Air France-KLM y Lufthansa, que presentaron fuertes objeciones a ella ante la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea (CE).

Air France-KLM y Lufthansa, los dos principales rivales de IAG en el largo radio, habrían planteado que la compra frustraría parte de sus planes de crecimiento en las rutas entre América y sus hubs de París y Frankfurt, y por tanto no podrían arañar cuota de mercado.

Otras bazas que Air France-KLM y Lufthansa han jugado son que IAG es, en último término, más inglesa que española, al tener su sede operativa en Londres, y que su principal accionista es Qatar Airways, que suma el 25,14 por ciento de su capital, según señala Expansión (Air Europa: las rutas claves que frenan su venta a Iberia).

A esta ofensiva se suma que para Iberia el problema no radica tanto en el número de rutas que Bruselas señala como un problema para la competencia, sino en qué corredores habría que ceder terreno a sus rivales, puesto que Iberia no está dispuesta a comprar Air Europa para tener que desprenderse de la parte más rentable y estratégica.

Iberia quiere reforzarse en Madrid para que Barajas pueda competir en las rutas con Iberoamérica contra París, Ámsterdam o Fráncfort, donde las respectivas aerolíneas tienen una cuota superior a la de Iberia en Barajas, pero Bruselas lo analiza sobre todo como un asunto español, sin tener en cuenta que en muchos de estos vuelos se realiza antes una escala.

El Gobierno español consideró prioritaria que una ayuda pública a Air Europa con 475 millones, el rescate de mayor importe de los realizados hasta ahora, por lo que de no salir su venta a Iberia y de acercarse a la quiebra, el problema sería triple, con 3.576 empleados en la calle, al menos 600 millones públicos desperdiciados y la pérdida de conectividad.

En el mercado, como recogió  se extiende la sensación de que, para IAG, matriz de Iberia, podría resultar una opción más razonable aguardar por una hipotética caída de Air Europa, filial de Globalia, y pujar por sus activos más valiosos -principalmente sus slots- (Iberia: analistas prefieren que compre Easyjet y no Air Europa).

De esta manera, evitaría así cargarse con las deudas del grupo y ahorrándose un ajuste doloroso en la aerolínea adquirida, que podría resultar mucho más complejo con la influencia en la misma del Gobierno. Los analistas dan así cada vez mayor credibilidad a la posibilidad de que IAG se enfoque en alguna adquisición alternativa, como con la aerolínea británica Easyjet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *