Ovarios poliquísticos y cuál es su tratamiento

Ovarios poliquísticos y cuál es su tratamiento

Generalmente, el equipo médico utiliza el término de ovarios poliquísticos para referirse a una alteración del aparato reproductor femenino. Por norma general, se desarrolla en mujeres que todavía se encuentran en una edad fértil.

Los pacientes afectados de síndrome de ovario poliquístico presentan unas estructuras fibrosas en el interior del ovario que pueden llegar a producir alteraciones hormonales. Así, suelen presentar niveles elevados de andrógenos (hormona asociada al sexo masculino) como la testosterona y la androsterona, entre otros.

Además, esta descompensación hormonal produce una serie de síntomas o señales en el sujeto. Si no se trata el trastorno correctamente, es posible que se desarrollen complicaciones más graves con el paso del tiempo.

Síndrome de los ovarios poliquísticos

Síntomas

Mujer con dolor en el abdomen
En este síndrome, la mujer puede experimentar síntomas asociados al desequilibrio hormonal.

Los síntomas más frecuentes que se asocian con el síndrome de los ovarios poliquísticos son:

  • Cambios en los periodos menstruales. Pueden referirse a la periodicidad, duración e intensidad de esta esta etapa.
  • Infertilidad o problemas para conseguir un embarazo.
  • Aumento del vello facial. También se denomina hirsutismo y puede aparecer en otras regiones corporales.
  • Desarrollo de acné que puede variar en cuanto a gravedad.
  • Pérdida de cabello que posee las características de la calvicie masculina.

Quizá te interese: Claves para conocer el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP)

Por otra parte, el síndrome de ovarios poliquísticos se encuentra estrechamente asociado al sobrepeso o a la obesidad de los pacientes. Este factor también contribuye a que los síntomas empeoren y que aparezcan nuevas complicaciones como es el caso de:

  • Alteraciones durante el embarazo. Generalmente se asocia a la diabetes gestacional y a la hipertensión.
  • Trastornos del sueño. En especial, la apnea del sueño.
  • Diabetes de tipo 2.
  • Hemorragia en el interior del útero.
  • Cambios en la conducta del sujeto.
  • Otras enfermedades como el cáncer de útero o el síndrome metabólico, aunque con una probabilidad muy reducida.

Actualmente, el equipo de especialistas no ha sido capaz de identificar una causa o desencadenante exacto de este síndrome. Sin embargo, existen una serie de factores que se asocian con el desarrollo de este trastorno. En cualquier caso, se producen varios cambios en el funcionamientos habitual de los ovarios.

De esta manera, los óvulos maduros no se expulsan al medio externodurante el ciclo menstrual. Asimismo, los ovarios presentan unas pequeñas acumulaciones de líquidos que se denominan folículos.

Quizá te interese: Bioingeniería: ovarios sintéticos para tratar la menopausia

¿Cuál es el tratamiento más recomendado?

Mujer haciéndose una ecografía de ovarios
Los anticonceptivos hormonales pueden suponer una ayuda a estos pacientes, así como técnicas como la electrólisis de los folículos.

Hoy en día, el equipo médico cuenta con una gran cantidad de posibilidades a la hora de elegir tratamiento. De acuerdo a las características de la persona y de la gravedad del síndrome se escoge el método más adecuado.

En cualquier caso, es importante que el paciente informe al grupo de especialistas sobre su medicación habitual. También deberá consultar su estilo de vida, las hipersensibilidades o alergias que posea y las alteraciones que haya padecido.

De esta forma, entre las pautas de tratamiento más empleadas en la actualidad podemos encontrar:

  • Reducción controlada de peso. Para ello, se recomendará el consumo de una dieta equilibrada y la realización de ejercicio físico.
  • Administración de medicamentos. De esta forma, se pueden tratar los síntomas endocrinos relacionados con el síndrome del ovario poliquístico. Por ejemplo, entre los fármacos más utilizados podemos destacar:
    • Píldoras anticonceptivas. Son capaces de regular los niveles de hormonas debido a que contienen estrógeno y progesterona en su composición. Pueden regular los periodos menstruales y las hemorragias en el interior del útero. También reducen las probabilidades de padecer ciertas enfermedades como el cáncer de útero.
    • Compuestos químicos con progesterona. Al igual que los anticonceptivos, ayudan a regular los ciclos menstruales y constituyen una forma de prevención frente al cáncer uterino.
    • Otros tratamientos para hacer frente al crecimiento excesivo de vello o hirsutismo.
  • Electrolisis. Se trata de una técnica en la que se destruyen los folículos de los ovarios. Para ello, se necesitan varias sesiones donde una aguja emite una pequeña cantidad de corriente eléctrica a la zona problemática.

Esperamos que este artículo le haya sido de utilidad y haya resuelto alguna de sus dudas. Por otra parte, no dude en contactar con el equipo médico para resolver otras dudas relacionadas con el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!