Parlamento de Finlandia inicia la discusión sobre el ingreso del país a la OTAN

Parlamento de Finlandia inicia la discusión sobre el ingreso del país a la OTAN

El Parlamento finlandés comenzó este miércoles a debatir su adhesión a la OTAN para protegerse mejor ante la posibilidad de una agresión rusa y su candidatura a la Alianza es «muy probable».

A pesar de las últimas advertencias de Rusia sobre refuerzos nucleares en la región del Báltico si Finlandia o Suecia se unen a la alianza militar liderada por Estados Unidos, Finlandia tiene la intención de tomar una decisión pronto.

«Creo que ocurrirá muy pronto. En pocas semanas», dijo la joven líder socialdemócrata Sanna Marin, la semana pasada.

Los 200 miembros del Eduskunta, el parlamento nacional, se inclinan por clara mayoría a favor de la adhesión en una votación que probablemente tendrá lugar antes del verano.

Según estimaciones de medios de comunicación finlandeses, un centenar ya tiene decidido votar a favor de la adhesión y 12 en contra. Los demás esperan los debates para tomar una decisión.

Finlandia rompió con su estricta neutralidad a finales de la Guerra Fría y con su adhesión a la Unión Europea en 1995. Actualmente goza de un estatuto de socio de la OTAN.

Para el país nórdico, que comparte 1.300 kilómetros de frontera con Rusia, unirse a los 30 miembros de la Alianza Atlántica le daría una disuasión «considerablemente mayor» contra un ataque de su poderoso vecino.

Es «muy probable» que Finlandia sea candidata, dijo el viernes la ministra de Asuntos Europeos, Tytti Tuppurainen, aunque añadió que aún no se ha tomado una decisión.

«Consecuencias»
«Todo indica que los finlandeses tomaron una decisión y hay una enorme mayoría a favor de la adhesión», apuntó.

De acuerdo a una encuesta, cerca de dos tercios de los 5,5 millones de finlandeses estarían a favor de ingresar a la OTAN.

«Yo estaba en contra de ingresar a la OTAN, pero debido a esta situación ahora estoy más a favor de ello», dijo Sofia Lindblom, de 24 años, el miércoles. «La adhesión ofrecería alguna forma de seguridad».

Vuokka Mustonen, de 69 años, coincide en que la invasión de Ucrania le hizo «cambiar completamente» de opinión y que ahora está a favor de la adhesión. «Me siento segura, pero tengo miedo», dice.

Moscú intenta desalentar a su antiguo gran ducado, que ya ha conseguido el apoyo de la mayoría de los miembros de la Alianza Atlántica para su posible adhesión.

«Ser miembro de la OTAN no reforzará su seguridad nacional. De facto, (Finlandia y Suecia) estarán en la primera línea de la OTAN», dijo el viernes la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Maria Zajarova.

Ambos países «deben entender las consecuencias de esa medida para nuestras relaciones bilaterales», señaló.

Suecia sigue de cerca la decisión de Finlandia ya que también contempla unirse a la alianza.

Varios analistas creen que Finlandia, y posiblemente Suecia, presenten su candidatura antes de la cumbre de la OTAN de finales de junio en Madrid.

Para ingresar, el voto debe ser unánime. El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, estimó que no habría obstáculos.

Si Finlandia entra a la Alianza, las fronteras terrestres entre los países de la OTAN y Rusia se duplicarían hasta alcanzar casi 2.600 kilómetros.

Finlandia estuvo bajo soberanía rusa durante algo más de un siglo (1809-1917).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.