Paul ante un séptimo juego con sabor a revancha frente a Houston

Con Chris Paul a la cabeza el Thunder de Oklahoma ha llevado su serie de playoffs, ante los Rockets de Houston a un séptimo partido definitorio para avanzar a la segunda ronda de esta etapa de la temporada de la NBA.

Este séptimo juego tiene un sabor a revancha par Paul, ya que fue la pieza de cambio que utilizaron los Rockets en la temporada muerta para juntar a la antigua estrella del Thunder, Russell Westbrook, con su antiguo compañerp y líder del equipo, James Harden.

Cuando el veterano base llegó a Oklahoma, nadie daba oportunidades reales al equipo para competir por un lugar en la postemporada, sin embargo, Paul cargó con la responsabilidad de hacer mejores a sus compañeros, logrando clasificar al Thunder en el quinto lugar de la Conferencia Oeste.

Paul encestó 28 puntos en el sexto juego de la serie, incluido los dos tiros libres en los últimos segundos del partido, que fueron claves para definir el encuentro, mientras que en esa situación apremiante Westbrook perdió un balón clave y luego cometió una falta ofensiva que terminó sepultando las aspiraciones de los Rockets.

Sobre como respondió con efectividad en los momentos cruciales del partido, el veterano de 35 años dijo “algunas personas están hechas para eso”, declaraciones que también podrían estar dirigidas a la mala gestión final de Russell, por quien fue canjeado.

El Thunder saldrá ante los Rockets este martes a las 9:00 de la noche, en busca de una victoria con sabor a revancha para Paul.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *