PLD llega a su 45 aniversario con grandes amenazas para el futuro

PLD llega a su 45 aniversario con grandes amenazas para el futuro

  • Las dos tendencias están cada vez más radicalizadas en la lucha por el poder

SANTO DOMINGO, RD.- El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) llegará el próximo sábado 15 de diciembre a sus 45 años de existencia por primera vez con una gran amenaza sobre su unidad y futuro político.

Las dos grandes tendencias que lideran el presidente Danilo Medina y el expresidente Leonel Fernández no dan muestras de que vayan a ceder el paso a la otra, con todo y que se da como una posibilidad un acuerdo que evite el fraccionamiento y la salida del poder en las elecciones del 2020.

La frase de que “los peledeístas siempre se entienden” se empaña con la falta de confianza entre los grupos, el creciente rumor de que el presidente Medina buscaría la reelección y las contundentes declaraciones de Fernández que advierten nuevamente sobre el respeto a la Constitución.

Los partidarios de la reelección alientan una nueva candidatura de Medina basados en que los demás aspirantes a la postulación presidencial no han avanzado lo suficiente para enfrentar con╬éxito el empuje de Fernández, quien aseguró que ha registrado en su plataforma digital a un millón 586 mil seguidores peledeístas y fuera de la militancia morada.

Lo que calentó al PLD

“La República Dominicana necesita un gobierno que contribuya al fortalecimiento de la democracia, que profundice el estado democrático de derechos y que por encima de todas las cosas haga respetar la Constitución de la República”, fueron las palabras que más impactaron del discurso del exmandatario el pasado domingo en la Gran Arena del Cibao, lo que rememoró al discurso del 2015 en el que advirtió del “Trujillo del siglo XXI”.

La intriga de la reelección

La búsqueda de una segunda reelección del presidente Danilo Medina tiene en su contra la necesidad de buscar nuevamente los votos en el Congreso Nacional, en especial en la Cámara de Diputados. Otros opinan que todo se resolvería en el Tribunal Constitucional, pero intriga la reacción de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *