Por qué renunciaron los cofundadores de Google y qué consecuencias tendrá para el gigante tecnológico

Por qué renunciaron los cofundadores de Google y qué consecuencias tendrá para el gigante tecnológico

La reciente renuncia de los cofundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, a sus funciones como director ejecutivo y presidente de Alphabet Inc., respectivamente, que se produce en medio de un escrutinio creciente de Google por parte de los reguladores estadounidenses y europeos, y protestas de sus propios empleados, no ha sido una decisión repentina, y entre sus probables causas están el deseo de ambos de alejarse del trabajo administrativo y dedicarse más a proyectos nuevos, opinan varios analistas.

El hecho de que el comunicado oficial señalara que el actual CEO de Google, Sundar Pichai, ocupará ahora este mismo puesto en Alphabet —el conglomerado internacional creado en el 2015, cuya principal filial es Google— parece un paso lógico, ya que justamente en este año Page y Brin empezaron a alejarse del trabajo administrativo y público de Google, dejado a cargo de Pichai. Al mismo tiempo, el comunicado informa que los cofundadores continuarán siendo miembros de la junta directiva de Alphabet.

En una carta de despedida, los cofundadores de Google explicaron que seguirán siendo los principales accionistas de Alphabet y destacaron los éxitos obtenidos por Google desde su fundación en California en 1998. «Nunca hemos sido de los que se aferran a los cargos administrativos cuando creemos que hay una mejor manera de dirigir la empresa. Alphabet y Google ya no necesitan dos CEO y un presidente», explicaron.

«A día de hoy, en el 2019, si la compañía fuera una persona, sería un joven adulto de 21 años y sería el momento de abandonar la casa», agregaron.

«No es una sorpresa»
De acuerdo con analistas de empresas de asesoramiento financiero, como Evercore, el cambio en la dirección es una simple formalidad. Así, para el banco estadounidense JP Morgan, la renuncia de Page y Brin a sus funciones de gestión «no es una completa sorpresa», que no traerá «ningún cambio importante en la forma en que dirige Alphabet».

Dicha opinión es compartida por expertos de la compañía financiera Cowen.

«Aunque el traspaso representa un hito para GOOG (Alphabet Inc. y la industria tecnológica en general), también creemos que el nombramiento de Pichai es una formalidad para el negocio», opinan expertos, citados por el portal de mercados financieros Seeking Alpha.

¿A qué se dedicarán ahora?
En 21 años, la compañía de Page y Brin ha pasado de ser un proyecto lanzado desde un garaje de Menlo Park (California, EE.UU.) a convertirse en un gigante de las innovaciones que ronda cerca del billón de dólares en capitalización de mercado.

Desde que Page renunció al control de Google en el 2015, se involucró en proyectos de autos voladores, como eVTOL (abreviatura de vehículos eléctricos de despegue y aterrizaje vertical).

Actualmente, Page financia y asesora a numerosas ‘startups’, dedicadas a llevar al mercado vehículos eléctricos aéreos. De acuerdo con The Verge, Page actualmente «tiene aires de una gran celebridad rica que desarrolla una afición por los automóviles de lujo, con un toque tecnológico apropiado».

El medio indica que Brin también se convirtió en una especie de «ermitaño» tras alejarse del trabajo administrativo en Google. Y agrega que es difícil encontrar información sobre lo que ha estado haciendo desde el 2015, pero se rumorea que está desarrollando un ‘yate aéreo’ gigante, un avión que transportará suministros para misiones humanitarias, y se unió a otros líderes tecnológicos para expresar su preocupación por el rápido desarrollo de la inteligencia artificial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *