Por segundo día consecutivo, el Reino Unido registró un récord de contagios diarios de COVID: 88.376

Por segundo día consecutivo, el Reino Unido registró un récord de contagios diarios de COVID: 88.376

El premier Boris Johnson indicó que los planes para las fiestas de fin de año no deberían cancelarse, pero pidió “precaución” a la ciudadanía. La reina Isabel II no realizará su tradicional almuerzo prenavideño

El gobierno británico informó este jueves de 88.376 nuevos casos de coronavirus, un segundo récord diario consecutivo, mientras la variante Ómicron alimenta un preocupante aumento de las infecciones en todo el país.

Los últimos datos elevan el número total de infecciones durante la pandemia a casi 11,1 millones, mientras que el Reino Unido también registró otras 146 muertes por el virus, lo que eleva el número de fallecidos a casi 147.000.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, reiteró este jueves a la ciudadanía británica que no cancele sus planes navideños, pero les ha pedido “precaución”.

Las palabras de Johnson también llegan después de que el Oficial Médico Jefe de Inglaterra, Chris Whitty, haya sugerido a los ciudadanos “priorizar” sus actividades mientras la Navidad se acerca.

En este sentido, el portavoz del premier, Max Blain, rechazó que Downing Street esté mandando mensajes contradictorios sobre socializar en Navidad, remarcando que tanto Johnson como Whitty “apuntan a que dada la tasa de infección actual la ciudadanía debería ser cautelosa y pensar cuidadosamente antes de reunirse con otros”, reportó la BBC.

A su vez, la reina Isabel II ha cancelado el tradicional almuerzo prenavideño que ofrece a numerosos miembros de su familia como medida de precaución, informan este jueves los medios. La soberana, que permanece en el castillo de Windsor, no recibirá a los familiares, entre ellos primos, al almuerzo que iba a celebrar el próximo martes.

El Gobierno de Reino Unido se ha visto obligado a reimponer ciertas restricciones ante el incremento de contagios y las preocupaciones que plantea la variante Ómicron del SARS-CoV-2. Impuso la vuelta del teletrabajo o la obligatoriedad del certificado de vacunación para acceder a ciertas instalaciones, medidas previstas en lo que la Administración de Johnson llama su ‘Plan B’, que presentó en septiembre por si la situación empeoraba.

El Ejecutivo de Johnson ha fiado el desarrollo de la situación de la pandemia en el país europeo al plan de vacunación contra la COVID-19. Hasta este miércoles, el 81,5 por ciento de la población británica cuenta con el esquema completo de inmunización, mientras que el 44,3 por ciento ya se ha puesto la tercera dosis.

(Con información de AFP y Europa Press)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *