Preparación de las Reinas del Caribe encuentra algunas interrogantes

Antes que pensar en algún puesto en el podio para los Juegos Olímpicos de Tokio, el entrenador de la selección nacional femenina de voleibol, Marcos Kwiek, tiene algunas interrogantes por resolver. Las Reinas del Caribe están clasificadas para la controversial cita.

Una de ellas es definir cuáles serán las 12 jugadoras que viajarán a Tokio; el tema de la vacuna y la posibilidad de los fogueos.

Son tres puntos que llaman la atención del técnico.

Y para definir cuáles son las 12 jugadoras se proyecta que será tras el resultado de la Liga de Naciones, campeonato cuya sede se conocerá a finales de este mes, así como el formato de competencia y la posibilidad de una burbuja tipo NBA. “Gracias a Dios tenemos una pelea muy sana por posición. Hay jugadoras que están peleando para ir a los Juegos Olímpicos y yo entiendo que eso no va a ser fácil”, dijo el técnico del equipo nacional.

“Por eso estamos orando que la Liga de Naciones se dé, porque la Liga de Naciones está pegada a las Olimpíadas y va a ser nuestra prueba final para decidir quiénes son las 12 que van a los Juegos Olímpicos”, explica Kwiek.

A la Liga de Naciones irían 14 jugadoras, pero confía en que se lleven 16, aunque “parece que van a permitir a los países que puedan llevar hasta 20 jugadoras, obvio que nosotros no tenemos esa posibilidad económica”.

¿La vacuna?
Este es otro factor que plantea Marcos. En ese tema “el problema es que aun nosotros no tenemos la seguridad de la vacuna”, dijo Kwiek.

Las primeras vacunas se espera que lleguen al país en el mes de marzo. Por si las dudas, Kwiek se inscribe entre los que se inyectarían y en ese grupo se anotan también las jugadoras. “Desde que llegue me la pongo en los dos brazos, en la pierna, donde quiera, dame tres, cuatro, no importa. Yo me la voy a poner”, dijo.

¿Y las jugadoras? “Sí, claro”, respondió. “Si hay una vacuna que está probada y es algo seguro, yo no entiendo cuál es el temor, porque la vacuna es algo sano”.

Fogueos en dudas
Algunas jugadoras se encuentran jugando en diferentes ligas, como las hermanas Brayelin y Jineiry Martínez y Brenda Castillo en Brasil. Gaila González, Gina Mambrú y Lisvel Eve Mejía están en Turquía. Eso es favorable, entiende Kwiek. “Todas están bien y vamos a esperar a que lleguen en buenísimas condiciones, las que están en el país estamos trabajando, muy en serio”, apunta. El valor de eso radica en la posibilidad de que no haya fogueos previo a los Juegos Olímpicos, algo que salvaría únicamente la Liga de Naciones. “Me gustaría muchísimo hacer un montón de fogueos, pero ahora mismo es algo imposible de decir, porque quién nos va a recibir y si nosotros invitamos a alguien, quién ahora mismo se atreve a poner 20 personas en un avión y hacer un viaje”, planteó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *