Presiones, sobornos y luchas internas en Cámara de Cuentas

Presiones, sobornos y luchas internas en Cámara de Cuentas

SANTO DOMINGO, RD.- Presión política, ocultamiento de pruebas, mutilación de informes y hasta soborno, son elementos nocivos que rodean siempre a los miembros de la Cámara de Cuentas (CC) al momento de decidir sobre irregularidades detectadas en el manejo de fondos públicos que conllevan responsabilidad penal para determinados funcionarios.

En la actualidad esa situación se da, no solo con las auditorías a obras ejecutadas por Odebrecht, sino también con otras realizadas en los ministerios de Defensa, Interior y Policía, Hacienda y la Policía Nacional, entre otras instituciones, donde los “hallazgos” desaparecen de los informes de los auditores que concluyen sin salvedad, se explicó a esta redactora en fuentes de la Cámara de Cuentas.

Fuentes oficiosas dan cuenta de la lucha interna que se libra en el Pleno y, colateralmente en las direcciones Jurídica y de Auditoría del órgano auditor, entre los cuales viene rebotando desde el 18 de agosto del año en curso el informe de la investigación especial a 11 proyectos de obras del Ministerio de Obras públicas (MOPC) ejecutados por Odebrecht.
UN CASO “SUI GENERIS”. El espinoso informe de investigación especial provocó que en una sola sesión celebrada el 18 de agosto del año en curso el Pleno de la CC emitiera tres decisiones.

Con las dos primeras rechazó pedimentos de la miembro titular Margarita Melenciano para que se desestimara y no se aprobara la Resolución mediante la cual se aprobó la investigación de marras.

INFORME CONTRADICTORIO. En su tercera decisión el pleno rechazó el informe de investigación especial y lo envió a la Dirección de Auditoría con la encomienda de que lo revisara tomando en cuenta los siguientes parámetros.

Que las informaciones y conclusiones presentadas por los auditores “no reúnen los requisitos esenciales” para ser considerada como una investigación especial que dé respuesta de manera fehaciente a los requerimientos del Ministerio Público.

Además, pudo establecerse en las fuentes consultadas, porque carece de las “evidencias y sustentaciones” que permitan conocer los hechos y circunstancias cuestionados; que contiene debilidades en los hallazgos que no fueron contemplados en el proyecto de resolución; no contempla las sobreevaluaciones; que los pactos de ejecución no están acordes con lo pactado; se suscitan violaciones a la Ley 340; y hay contradicciones entre el informe de auditoría y el informe legal.

QUE DICEN LOS AUDITORES? Aseguran que en el MOPC todo se hizo por el librito. Que la modalidad de selección y adjudicación de las obras realizadas por el MOPC, por un monto original ascendente a US$1,870,698,791, fueron ejecutadas “acorde a los lineamientos instituidos en la Constitución de la República Dominicana y a la Ley 340-06” sobre Compras y Contrataciones, con lo que no está de acuerdo por lo menos un miembro titular.

En sendos votos disidentes y basada en el propio informe, la licenciada Margarita Melenciano dice que el MOPC sí violó la Ley 340-06 al modificar los contratos originales con adendas que en ocasiones reflejan un incremento que exceden más del 25% aceptado por la legislación de la materia.

Según la documentación chequeada, el informe no consigna un análisis respecto a los soportes que originaron las modificaciones contractuales y que posteriormente incrementaron el costo de las obras; y las autoridades de Obras Públicas no presentaron documentos o estudios referenciados en su réplica a las observaciones de la CC.

“La investigación especial debía cubrir el período 2002-2014, sin embargo, del 2012 al 2014, período en el que se hicieron adendas que violaron de manera abierta la Ley 340-06, de Compras y Contrataciones y donde hubo sobreevaluación de más de un 100%, no se dice nada”, se consigna que dijo Melenciano.

Esta acudió ayer a la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) para tratar sobre la supuesta obstrucción de la justicia que hace la CC.

Varios miembros del órgano auditor que pidieron reservas de sus nombres dijeron haber sido presionados por funcionarios del Gobierno anterior para que “suavicen” la investigación, y a otros les han ofrecido sobornos por una “opinión favorable” a las obras del MOPC, revelaron a esta reportera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *