Promesas puntuales de Luis Abinader para dinamizar el aparato estatal a partir del lunes

Promesas puntuales de Luis Abinader para dinamizar el aparato estatal a partir del lunes

  • El próximo presidente prometió impulsar la creación de 600 mil empleos

SANTO DOMINGO, RD.- Quien será el nuevo presidente de la República Dominicana a partir de este 16 de agosto, Luis Abinader Corona, ha hecho importantes promesas a la ciudadanía, durante la campaña electoral y después de resultar electo para esa máxima posición del Estado.

Sus promesas abrazan el cambio en áreas neurálgicas para el desarrollo económico y social de la nación, como son: la salud, educación, economía y seguridad social.

A horas de que ocurra el cambio de gobierno, en la población crecen las expectativas en torno a las medidas que implementará el nuevo gobernante para cumplir sus promesas de campaña y hacer frente a esta crisis económica y sanitaria sin precedentes que ha traído la peligrosa enfermedad COVID-19.

Entre las medidas más trascendentales anunciadas por el electo mandatario está la inclusión inmediata de dos millones de dominicanos en el Seguro Familiar de Salud (SFS), con la promesa de que para diciembre de 2020, el “cien por ciento de los dominicanos tendrá acceso a los servicios de salud”.

Ha anunciado que el Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper) será eliminado y sus recursos pasarán al sector salud.

Ya el presidente electo ha anunciado el cierre de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), la fusión del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y que el Despacho de la Primera Dama operará como una oficina modesta.

El nuevo gobernante sostuvo que eso será posible gracias al ahorro que representará la eliminación y fusión de diversas instituciones “innecesarias” del Estado.

Una promesa que fue bien vista por una gran parte de la población ha sido el anuncio de nombrar a un Procurador General de la República independiente, función que, según los expertos en derecho Constitucional, necesitaría de una reforma para introducirla y crear el Ministerio de Justicia.

Asimismo, el consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, adelantó que Abinader someterá una reforma a la Constitución para lograr la independencia real del Poder Judicial, recomponer el Consejo de la Magistratura y reenfocar el rol de la Procuraduría General de la República.

También, el nuevo gobernante viene con la intención inmediata de someter, a partir de 17 de agosto, un nuevo presupuesto complementario. El actual presupuesto 2020 del Estado asciende a RD$997,119,172,943, más la reciente aprobación del Proyecto de Ley de Presupuesto Complementario por un monto de RD$150,908.6 millones, para compensar los estragos económicos generados por la actual crisis sanitaria.

El nuevo jefe de Estado ha anunciado que allí estarán contemplados los fondos para reparar 30 mil viviendas, principalmente en Hato Mayor y otras zonas del país afectadas por el fenómeno natural Isaías. Se suma a esto la continuidad al proyecto de transformación urbana Nuevo Domingo Savio, en la zona norte del Distrito Nacional.

Educación

Luis Abinader será el noveno presidente electo del país después de la caída del régimen de Rafael Leónidas Trujillo en 1961. El mandatario tiene un plan ambicioso para la educación. Dice que introducirá en el Ministerio de Educación un proceso de reingeniería para incrementar su eficiencia y eficacia. “Eliminaremos la superposición y duplicación de funciones, y eliminaremos los factores que facilitan la corrupción”, dijo en campaña.

Dio garantías de que el 100% del estudiantado de la educación básica alcanzará el ciclo de ocho años correspondiente a este nivel de formación y que retomará el sentido del programa “Prepara”.

También se ha comprometido con crear un programa nacional de becas denominado “Premio a mi esfuerzo”, para estudiantes que concluyan el bachillerato e inventariar y auditar el gasto y condiciones físicas de las escuelas construidas.

Promesas en economía

La preservación de empleos y la creación de otros puestos de trabajo, así como apoyar a las micro y pequeñas empresas, entre otras medidas, forman parte del plan anunciado por el presidente electo perremeista “para relanzar la economía del país”.

También, la eliminación del anticipo sobre la renta. Específicamente dispondría la eliminación del anticipo sobre la renta para las personas físicas y propondría una posposición de seis meses y la posterior modificación para las personas morales.

Pondría en marcha un amplio programa de obras infraestructura mediante una Alianzas Público-Privadas (APP), simultáneamente con un plan de capitalización del Banco de Reservas para que pueda canalizar recursos a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Abinader ha reiterado su promesa de impulsar la creación de 600 mil empleos formales en cuatro años y mantener el crecimiento que la economía ha experimentado, pero que ese crecimiento sea con desarrollo.

En el ámbito monetario, se propuso la implementación acelerada de la Ley de Garantías Mobiliarias y del fondo de garantías recíprocas para viabilizar el otorgamiento del crédito a sectores productivos para reactivar la economía, así como la revisión temporal de los aportes al Fondo de Consolidación Bancaria. Esta medida estaría condicionada a que la suspensión se refleje positivamente en términos de liquidez de los préstamos y la implementación de un programa de cobertura parcial de garantías a préstamos otorgados por las instituciones financieras donde el Estado garantice un porcentaje del préstamo a modo de incentivo.

Para la recuperaron del sector turístico como eje transversal de la actividad económica del país, acordó, entre otras medidas, hacer especial énfasis en el ordenamiento territorial de las zonas turísticas; establecer el Fideicomiso de Promoción Turística; avanzar en la pre autorización de vuelos turísticos y en el proyecto de regeneración de playas y manejo del sargazo.

Instituciones que desaparecerán o se fusionarán

Las reformas, eliminación o fusión de instituciones del Estado han sido promesas muy bien valoradas por la ciudadanía, entre las que figuran la Lotería Nacional, el Instituto Nacional de Estabilización de Precios (Inespre), el Instituto Nacional de la Vivienda (Invi) y el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), este último ya se anunció que será fusionado con Bienes Nacionales.

La comisión para realizar esa “limpieza” institucional está encabezada por el abogado y director legal del PRM, Sigmund Freund y la integran Darío Castillo, Antoliano Peralta y Luis Valdez. En total, alrededor de 20 instituciones serían impactadas en el proceso de reestructuración.

Luis Abinader ha dicho que presidirá dos gabinetes en su Gobierno: el de Economía y el de Turismo.

Cómo enfrentará el COVID-19

Al referirse al impacto inmediato del COVID-19, Abinader definió como absolutamente necesario proporcionar un apoyo sustancial a los segmentos sociales más afectados por la crisis para superar el deterioro económico causado por la pandemia, asegurando sobre todo, un aumento inmediato de la cobertura de los programas de asistencia social.

“Es nuestra decisión continuar y ampliar las ayudas directas a los trabajadores formales e informales que han perdido sus ingresos. Estas ayudas se mantendrán por el tiempo que sea necesario hasta la normalización de la economía”, apuntó.

Abinader y su equipo económico “asumieron el compromiso de trabajar con urgencia en una reingeniería del Gobierno para controlar el dispendio, racionalizar el gasto público y asegurar que el desarrollo posible beneficie a la mayoría de los dominicanos y no solo a la élite política y económica vinculada al poder”, indica una nota de prensa

Continuará ayudas sociales

Los programas de ayuda social que ejecuta al actual Gobierno encabezado por Danilo Medina para contrarrestar el impacto del COVID-19 en las familias vulnerables como son Comer es Primero, ILAE (Incentivo a la Asistencia Escolar); Bono Gas y Bono Luz serán extendidos hasta final del año por las autoridades económicas encabezadas por el presidente electo Luis Abinader Corona.

Los programas FASE y Pa’ Ti continuarán, aunque será el nuevo mandatario quien informará en su discurso de toma de posesión como nuevo presidente constitucional si mantendrán los mismos nombres a partir del 2021.

Seguridad ciudadana

Tiene en agenda una reforma integral de la Policía Nacional, con inmediato aumento de sueldos a su personal, y conectar la reforma de la Policía con los cambios en los sistemas judicial y carcelario.

Para Abinader es importante mejorar la calidad de los programas de reintegración social de los internos en las cárceles; pondera que las acciones de equidad e inclusión social contribuyen con el control de disparadores del delito.

Así también contempla fortalecer la fiscalización de la policía privada y la municipal, colaboradores de la Policía Nacional.

Las estrategias previstas por Luis Abinader tienen como eje transversal fortalecer la institucionalidad en todo el sistema de seguridad pública.

Incrementar el salario del policía raso al equivalente de US$500 dólares mensuales y realizar una revisión completa del escalafón, partiendo de un salario base. Estos ajustes serán el resultado de un proceso de evaluación del personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *