Protocolo para elecciones del 5 de julio

Protocolo para elecciones del 5 de julio

imagen

EL AUTOR es sociólogo. Reside en Santo Domingo Este.
  • Por JUAN LOPEZ

Por la ausencia de condiciones objetivas y subjetivas para realizar las elecciones presidenciales y congresuales este 17 de mayo, por la pandemia del coronavirus (COVID-19 que generó el estado de emergencia nacional en el país, desde el pasado 19 de marzo, y el consenso logrado en la sociedad  política, la JCE aprobó realizar dichos comicios el 5 de julio y el 26 de julio, en caso de que fuere necesario el balotaje.

El monitoreo de los principales controles sanitarios proyectan que, para el 5 de julio, todavía la R. Dominicana (RD) estaría bajos los efectos del COVID-19;  por lo tanto se precisarían de medidas especiales para realizar las elecciones e impedir un rebrote de la pandemia que afectaría, en forma significativa, la  salud, la vida y la cotidianidad económica, social y política en nuestro país.

Para evitar una crisis de imprevisibles consecuencias, es imprescindible que estas elecciones se efectúen en las nuevas fechas, a los fines de garantizar la juramentación de las autoridades presidenciales y legislativas, este 16 de agosto, como dispone la Constitución, y al mismo tiempo implementar acciones para preservar la salud y vida de los electores.

Todo parece indicar que no hay vuelta atrás en la ejecución del cronograma para el montaje de las elecciones los días 5 y 26 de julio. Entonces para preservar la salud colectiva se amerita modificar la forma tradicional de acudir a los centros de votaciones.

Para que el cumplimiento del deber cívico y patriótico  de elegir, libre y democráticamente, a las autoridades para el período 2020-2024, se impone un nuevo y riguroso protocolo que incentive una masiva votación.

En ese propósito, la JCE debe aprobar y ejecutar un nuevo protocolo para estas elecciones, porque para esa fecha todavía tendremos la presencia del COVID-19  y es necesario tomar medidas preventivas para evitar su rebrote. Los principales elementos para este nuevo protocolo podrían ser:

1.      Para evitar grandes aglomeraciones y a la vez garantizar una mayor legitimidad, con una votación superior al 75 % de los  7,529,932 electores, sería pertinente implementar una de estas dos  modalidades:

a)      Las mujeres votarían el domingo 5, desde las 8:00 am hasta las 4:00 pm. Los hombres lo harían el lunes 6, en ese mismo horario. En este caso, las urnas quedarían protegidas por la policía electoral y el escrutinio sería el lunes 6, al cierre de la votación.

b)      De no acogerse la anterior sugerencia, entonces disponer horarios diferenciados para las votaciones. Las mujeres desde las 7:00 am hasta la 1:00 pm, mientras los hombres acudirían  de 1:00 a 5:00 pm. del 5 de julio.

2.      Las personas que trabajarán en los colegios electorales  estarán provistas de adecuada protección: mascarillas, guantes, gel manitolimpia, con un metro de distancia entre ellos y más de un metro ante cada uno de los electores. Sería estimulante aumentarles la compensación económica.

3.      Los electores, sin excepciones, deben acudir con mascarillas y guantes (la JCE debe tener disponible  mascarillas y gel manitolimpia). En las filas se colocarán a más de un metro de distancia.

4.      Evitar, en forma radical,  las aglomeraciones de los activistas políticos alrededor de los centros de votaciones.

5.      La JCE está en la obligación de realizar una intensa y sistemática campaña de concienciación sobre la pertinencia de cumplir con el deber cívico de acudir a votar protegiéndose contra el COVID-19, y los elementos fundamentales del protocolo.

6.      La JCE realizará labores para desinfectar días antes los centros de votación, lo cual daría más confianza  y garantizaría una mayor participación de electores.

7.      Con tiempo, indagar el mecanismo a utilizar para garantizar que alrededor de 600 mil  dominicanos  residentes en el exterior (principalmente en EE.UU. y Europa) puedan ejercer sus derechos constitucionales. Podría ser por correo, para lo cual el Congreso Nacional realizaría adecuaciones a la Ley No. 15-19, de Régimen Electoral.

Con este nuevo protocolo, independientemente del nivel en que se encuentre el desarrollo del COVID-19, las elecciones se podrán realizar con una masiva participación,  el  5 y 26 de julio,  protegiendo la salud de la ciudadanía y se cumpliría con el mandato constitucional  (Art. No. 126) al juramentar, el 16 de agosto, a las nuevas autoridades, gracias a lo cual se consolidará la paz social, la institucionalidad y gobernabilidad democrática en la RD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *