Receta de Milanesas marineras

Las milanesas marineras también son conocidas como escalopes. En Argentina, tanto rebozadas con pan rallado como con harina, son uno de los platos preferidos por todos y que encontramos en cualquier restaurante.

Según el crítico gastronómico Pietro Sorba, la carne de lomo rebozada con pan apareció originalmente en un menú de lo que hoy conocemos como Milán en el año 1134. Como muchas otras recetas, la milanesa llega a América con la emigración provocada por la Segunda Guerra Mundial. Viajó tantos kilómetros que, ¿no crees que es digna de probarla? Sigue leyendo y descubre en RecetasGratis cómo hacer milanesas marineras. ¡Anímate a hacer estas milanesas en casa!

3 comensales 30m Plato principal Dificultad baja
Características adicionales: Coste medio, Receta sin sal, Frito
Ingredientes para hacer Milanesas marineras:

Cómo hacer Milanesas marineras:
1. Para comenzar a preparar tus milanesas marineras, prepara, por un lado, el huevo batido con las hierbas provenzales y un poco de leche. Por otro, dispón la harina. En ambos casos, utiliza un recipiente suficientemente grande para que entre el filete de carne.

2. Comienza rebozando la carne con la harina. En este caso, es carne de cerdo, pero puedes utilizar también carne vacuna. En cualquiera de los dos casos, recomendamos elegir cortes con poca grasa, ya que el tipo de cocción aporta mayor cantidad de grasas que otros tipos de cocciones como al horno.

3. Luego, pasa la carne por el huevo batido y permite que se empape bien.

4. Repite el rebozado con harina para conseguir unas milanesas marineras crujientes.

5. Lleva tus filetes de carne rebozados con harina y huevo a una sartén con aceite caliente. Si tiene el calor justo, hará pequeñas burbujas alrededor de tus milanesas marineras. Si está frío, no hará burbujas. En ese caso, será conveniente que retires tus filetes y vuelvas a intentarlo en unos segundos. Si está demasiado caliente, el aceite hará una espuma blanca. En este caso, será mejor que, por el contrario, lo retires del fuego unos segundos. Si está quemado, hará lo mismo con tus filetes y, además, verás humo negro. En este caso, deberás deshacerte de ese aceite porque es dañino para tu salud.

Truco: si quieres hacer una fritura más saludable, el alimento debe quedar completamente cubierto por aceite nuevo, evitando reutilizarlo. Esto hará que absorba menor cantidad de materia grasa.

6. Pasados unos 5 minutos, dale la vuelta a tus milanesas y cocínalas del otro lado. Durante toda la cocción, el aceite debería mantener esas pequeñas burbujas. Podrás ir corrigiendo la temperatura con la fuerza del fuego o los consejos mencionados en el punto anterior.

Una vez que se haya cocinado por ambos lados, retira tus milanesas marineras y absorbe el aceite excedente con papel de cocina. ¡Listo! Verás que sobre todo a los más pequeños les encantará esta receta de milanesas marineras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *