República Dominicana entre los países que prohíbe el aborto en cualquier circunstancia

 

Thaira Villavicencio.- Aborto considerado como la privación del nacimiento o muerte de un bebe en el vientre de la madre producido durante el embarazo, que va desde la fecundación hasta el nacimiento.

A pesar de que en mayoría de los países de América Latina incorporan causales para la interrupción del embarazo, existen 6 países a nivel mundial donde no hay la posibilidad de interrumpir el embarazo bajo ninguna circunstancia. Hablamos de: El Salvador, Honduras, Nicaragua, Malta, El Vaticano y la isla caribeña República Dominicana.

El Salvador: donde se tiene como medida una de las leyes antiaborto consideradas las más estrictas del mundo, donde los culpables enfrentaran entre dos y ocho años de cárcel.

En muchos casos, el cargo de aborto cambia a uno de homicidio agravado, que conlleva una pena mínima de 30 años.

Antes de 1998, en El Salvador se permitía abortar cuando el embarazo era el resultado de una violación, si se trataba de un bebé con malformaciones o si la madre corría riesgo de muerte.

Un nuevo código penal y la posterior reforma a la Constitución complicaron la situación de miles de mujeres salvadoreñas.

Honduras: establece que es prohibida e ilegal la práctica de cualquier forma de interrupción de la vida, a quien debe respetarse la vida en todo momento, aunque sea producto de violación, malformación grave o cuando la vida de la mujer está en peligro.

El aborto en Honduras está prohibido absolutamente de forma legal. El parlamento había aprobado unos artículos que despenalizaron el aborto por razones terapéuticas, eugenésicas y jurídicas, pero en 1997, esos artículos fueron derogados por decreto. Cada año, más de 9.000 mujeres son ingresadas por abortos clandestinos en este país.

Nicaragua: criminaliza a las mujeres y niñas que obtienen un aborto, a quienes brindan servicios de aborto, y a cualquier persona que asista a mujeres o niñas que intenten someterse a un aborto.

En julio de 2008, el Código Penal de Nicaragua fue reformado y se derogaron excepciones con las que se permitía que se practicara el aborto a mujeres y niñas cuya vida o salud peligrara con el embarazo y, en algunos casos, a sobrevivientes de violación.

Las mujeres enfrentarían entre uno y dos años de cárcel. Las penas para los profesionales médicos van de uno a seis años de cárcel, e inhabilitación para el ejercicio de la medicina por dos a diez años.

Malta: el aborto está prohibido incluso en los casos en que la vida de la madre esté amenazada, aunque en la práctica existe una excepción si el feto es perjudicado durante un tratamiento esencial para la madre.

La interrupción está penado con entre 18 meses y 3 años de cárcel, incluso en caso de violación.

Vaticano: siendo la sede de la iglesia Católica, tampoco respalda el aborto en ningún caso.

República Dominicana: es ilegal en todas las circunstancias, incluso cuando el embarazo supone un riesgo para la vida, es inviable o el resultado de una violación.

En 2009, el país que comparte isla con Haití, aprobó una enmienda en su Constitución en la que se declaró el aborto ilegal incluso cuando esté en peligro la salud de la madre.

En la actualidad se debate la legalización del aborto, que el Código Penal del país prohíbe en cualquier circunstancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *