Reuters: El Pentágono no puede confirmar independientemente la veracidad de las imágenes de civiles muertos en Bucha

Reuters: El Pentágono no puede confirmar independientemente la veracidad de las imágenes de civiles muertos en Bucha

No obstante, la Defensa estadounidense no tiene «ningún motivo para refutar las afirmaciones» de las autoridades ucranianas.

El Departamento de Defensa de EE.UU. no puede verificar por su cuenta las fotografías y videos de la ciudad ucraniana de Bucha, donde los periodistas descubrieron varios civiles asesinados después del retorno de las tropas ucranianas, reporta Reuters haciendo referencia a un funcionario del Pentágono.

«Estamos viendo las mismas imágenes que ustedes. No tenemos ningún motivo para refutar las afirmaciones de Ucrania sobre estas atrocidades, que sin duda son muy, muy preocupantes», dijo el informante bajo condición de anonimato.

«El Pentágono no puede confirmar eso de forma independiente y por sí mismo, pero tampoco estamos en posición de refutar esas afirmaciones», indicó.

El reporte de Reuters es corroborado por el corresponsal del portal estadounidense CQ Roll Call, Andrew Clevenger, quien afirma, también citando a un funcionario del Departamento de Defensa, que los militares de EE.UU. «no pueden verificar independientemente las atrocidades en Bucha». Los propios asesinatos «serán parte de una investigación más amplia sobre las acusaciones de crímenes de guerra», indicó la fuente de Clevenger.

Hablando de la asistencia militar estadounidense a Ucrania, el informante señaló que «los reportes asquerosos que llegan de Bucha solo hacen que sea más importante».

¿Qué ocurrió en Bucha?

La ciudad de Bucha, de unos 37.000 habitantes, se ubica a pocos kilómetros al noroeste de Kiev. Los enfrentamientos entre las tropas rusas y ucranianas empezaron en las proximidades de la urbe el 25 de febrero. Continuaron en marzo y resultaron en la toma del control sobre Bucha por las FF.AA. de Rusia.

El 30 de marzo, las unidades rusas se retiraron de la ciudad en el marco de un reagrupamiento de las tropas en las regiones de Kiev y Chernígov.

El 1 de abril, el alcalde de Bucha, Anatoli Fedoruk, confirmó, en un video ampliamente difundido por la prensa ucraniana, que las Fuerzas Armadas de Ucrania retomaron el control de la ciudad. En el videomensaje, no hizo referencia a asesinatos de civiles.

La noche del pasado sábado, fueron difundidas varias imágenes de cuerpos tendidos en las calles de Bucha, algunos con las manos atadas. El asesor de la oficina del presidente de Ucrania, Mijaíl Podoliak, declaró que los civiles «estaban desarmados», «no representaban ninguna amenaza» y «fueron matados a tiros por los soldados rusos». Por su parte, Fedoruk anunció el mismo día que en la ciudad habían sido enterradas ya 280 víctimas.

Entre tanto, el mismo día, el ultranacionalista ucraniano apodado ‘Botsman’ publicó el 2 de abril en su canal de Telegram una grabación del lugar, donde uno de los militares de Ucrania pregunta a otros si se puede disparar contra «tipos sin vendas azules». En varios cadáveres en Bucha se pueden ver vendas blancas, usadas habitualmente por los soldados rusos y por los civiles en los territorios controlados por rusos.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia tachó de «provocación» las imágenes y denunció que se trata de una «escenificación» creada «para los medios de comunicación occidentales».

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, acusó a las autoridades ucranianas de realizar una «escenificación» y un «ataque de falsificaciones».

De acuerdo al Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, el pasado domingo Moscú pidió celebrar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en relación con lo sucedido en Bucha. No obstante, el Reino Unido se negó a aceptar la propuesta, declaró la portavoz de la Cancillería, María Zajárova.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.