Rusia asegura tener el control de la ciudad de Jersón, próxima a la península de Crimea

Rusia asegura tener el control de la ciudad de Jersón, próxima a la península de Crimea

Las tropas rusas se han hecho con el control de la ciudad de Jersón, en el sur de Ucrania, según un comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia.

Según los militares rusos, en la ciudad, con cerca de 300.000 habitantes y situada en el río Dniéper y a orillas del mar Negro, «la infraestructura civil y el transporte público funcionan con normalidad».

Kiev informó en la madrugada del martes sobre el inicio del asalto ruso a Jersón, próxima a la península de Crimea, que Moscú se anexionó en 2014.

Según el último parte de los militares rusos, desde el inicio de la operación militar en Ucrania, el pasado 24 de febrero, fueron destruidos 1.502 objetivos de infraestructura militar de Ucrania.

«47 aviones fueron aniquilados en tierra y 11 en aire», agrega la nota castrense.

Las fuerzas rusas también destruyeron 472 tanques y otros blindados ucranianos, así como 62 lanzaderas de misiles múltiples y 206 piezas de artillería y morteros.

Rusia aseguró que en Jersón no hay escasez de alimentos y artículos de primera necesidad.

«Continúan las negociaciones con el mando ruso y la administración local para solucionar asuntos relacionados con el funcionamiento de las instalaciones de infraestructura social, así como garantizar el orden y la seguridad de la población», dijo el portavoz de Defensa, Igor Konashenkov.

Siguen combates en Járkov

En tanto, tropas rusas aterrizaron este miércoles en Járkov, la segunda ciudad ucraniana.

«Tropas aerotransportadas rusas han aterrizado en Járkov (…) y atacado un hospital», informó el ejército ucraniano en un comunicado en Telegram. «Hay un combate en marcha entre los invasores y los ucranianos», añadió.

Esa ciudad oriental de 1,4 millones de habitantes, ubicada cerca de la frontera y con una amplia población rusoparlante, fue blanco de bombardeos lanzados en la víspera, que causaron víctimas civiles y que el Presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, describió como «crímenes de guerra».

«Prácticamente no quedan áreas en Járkov donde no hayan impactado proyectiles de artillería», señaló en Telegram un asesor del ministerio de Interior, Anton Gerashchenko.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.