Seúl asegura que Pyongyang falseó lanzamiento de misil intercontinental anunciado la semana pasada 

Seúl asegura que Pyongyang falseó lanzamiento de misil intercontinental anunciado la semana pasada 

El ejército surcoreano aseguró este miércoles que Corea del Norte falseó la semana pasada el lanzamiento de un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM) y que, en realidad, disparó un proyectil ya probado en 2017.

Corea del Norte reivindicó el viernes haber disparado con éxito un Hwasong-17, un misil intercontinental que los analistas consideran capaz de transportar múltiples ojivas explosivas y que se había presentado por primera vez en un desfile militar de 2020.

Pero el Ministerio de Defensa dijo a AFP que Seúl y Washington concluyeron que el proyectil disparado fue, en realidad, un Hwasong-15, que ya habían lanzado en 2017.

«La inteligencia estadounidense y surcoreana ha determinado que lo que se disparó el 24 de marzo fue un Hwasong-15», indicó un responsable del Ministerio de Defensa a AFP.

Los dos modelos de ICBM disponen de un alcance suficiente para llegar al territorio continental de Estados Unidos.

La semana pasada, tanto Japón como Corea del Sur confirmaron separadamente que el misil había volado más alto y más lejos que cualquier otro lanzado previamente por Pyongyang, pero los analistas señalaron después discrepancias respecto al parte de Corea del Norte.

Muchos analistas entendieron ese lanzamiento como un intento de enmendar el fallido ensayo del 16 de marzo de un misil, identificado como el Hwasong-17, que habría estallado poco después de despegar sobre el cielo de Pyongyang.

Los medios estatales norcoreanos (el diario Rodong Sinmun y la agencia KCNA) no informaron de ese suceso pero, en cambio, realizaron un gran despliegue para reportar el test del 24 de marzo, incluyendo fotografías y videos del líder Kim Jong Un supervisando el ensayo.

Los analistas habían apuntado ciertas discrepancias en las imágenes que podían indicar que una parte de ese lanzamiento había sido manipulada.

El desarrollo armamentístico suele ayudar al régimen norcoreano a mantener su imagen ante la población, que sufre económicamente por las sanciones internacionales contra su programa militar y nuclear, y por dos años de bloqueo autoimpuesto ante el covid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.