Solo la mitad de empresas han podido preservar por completo el empleo

Solo la mitad de empresas han podido preservar por completo el empleo

La mitad de las empresas están luchando por preservar el empleo. Es una de las principales conclusiones del informe ‘Conversaciones: Remuneraciones y el Covid-19’, realizado por KPMG en España, un estudio que analiza las medidas que las compañías están tomando por causa de la pandemia. Otra de las conclusiones que se desprenden del estudio es que un 20% de las compañías se vieron obligadas a hacer un ERTE por causas económicas, técnicas u operativas. Otro 19% tuvo que aplicar un ERTE por fuerza mayor, y en el mismo porcentaje se vieron obligadas a ERTE de reducción de jornada.

La pandemia también ha tenido consecuencias para las remuneraciones, tanto para ejecutivos y altos directivos, como para las plantillas. En este sentido, el 27% de las empresas que tuvieron que aplicar un ERTE decidieron complementar los salarios de sus colaboradores, suponiendo éste un importante esfuerzo para ellas en el contexto actual. En este sentido, un 36% de las compañías ha complementado el salario en su totalidad.

De cara al futuro existe una gran incertidumbre y casi el 60% de las empresas considera que, durante los próximos seis meses del año, las remuneraciones de consejeros, altos directivos y/o empleados tendrán que bajarse o congelarse. Por el contrario, tan solo el 4% de las compañías considera que las remuneraciones se verán incrementadas en algunos niveles en ese periodo de tiempo.

En esta crisis se ha visto la importancia de contar con mecanismos de flexibilidad casi en cualquier política que se defina y, muy especialmente, en la política retributiva de consejeros y otros niveles de las compañías para poder dar respuesta a situaciones extraordinarias como la vivida a raíz de la pandemia del Covid-19. En este sentido, un 70% de las empresas reporta que su política retributiva, tanto de consejeros como a nivel general, no contempla ningún plan de excepciones, y sólo un 17% afirma tener posibilidad de adaptarla.

Cancelación de proyectos
El estudio señala que las empresas han cancelado proyectos no esenciales (37%), contrataciones y promociones (34%), incrementos salariales (32%) y modificado condiciones de trabajo (27%), anticipado vacaciones (27%), ajustado remuneraciones de consejeros y altos directivos (21%) y cancelados contratos con subcontratistas (18%).

Solo un 31% de los encuestados reportan haber mantenido el negocio ordinario y, por tanto, las remuneraciones de sus empleados.

En línea con otras conclusiones y ante las posibles necesidades de liquidez y la incertidumbre en la recuperación de la demanda, algunas compañías optan por la congelación salarial y los ajustes discrecionales en varios elementos retributivos como medida para preservar la liquidez. Así, un 37% de las compañías asegura que en los próximos meses se seguirán congelando los incrementos salariales de toda la plantilla, el 18% considera que no se llevarán a cabo más ajustes a la baja para ningún nivel de la organización (es decir que consideran que ya los han realizado), mientras que el 14% de las empresas prevé que se producirá una reducción de la compensación total en general para toda la plantilla.

La mayoría de las compañías (34%) prevé que se reducirá la retribución variable anual devengada para 2020 para empleados y consejeros, debido a la dificultad para conseguir los objetivos de negocio. A pesar de ello, un 24% de las empresas encuestadas considera que no se realizará ningún cambio en estos sistemas porque se desea motivar a los directivos y empleados de cara a la salida de la crisis. Otro 23% cree que se va a retrasar o modificar la consecución de objetivos.

Del informe también se extraen determinadas conclusiones en relación con el teletrabajo, como que la pandemia ha sorprendido a las empresas sin una política formal de teletrabajo, ya que un 68% no tenía una como tal. Y por si fuera poco, del 26% que sí la tenía, prácticamente el 60% ha tenido que modificarla porque posiblemente estaba pensada para otras circunstancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *