Talibanes se reúnen en Afganistán con el enviado especial de Reino Unido para «revivir relaciones»

Talibanes se reúnen en Afganistán con el enviado especial de Reino Unido para «revivir relaciones»

Miembros del Gobierno interino de los talibanes se reunieron este martes en Kabul con el enviado especial de Reino Unido para Afganistán, Simon Gass, con quien, según el grupo fundamentalista, se trató de «revivir las relaciones» y desbloquear los fondos internacionales.

El ministro de Exteriores afgano, Amir Khan Muttaqi, mantuvo un encuentro con Gass y el resto de su delegación «centrado en conversaciones detalladas para revivir las relaciones diplomáticas entre ambos países», dijo en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Abdul Qahar Balkhi.

«El representante especial del Reino Unido dijo que el primer ministro (británico, Boris Johnson) quiere construir relaciones con el Emirato Islámico de Afganistán mientras tiene en cuenta las circunstancias actuales», dijeron los talibanes, según los cuales Londres quiso reafirmar la asistencia humanitaria «para los afganos».

Afganistán vive una crisis humanitaria, con los servicios de salud paralizados y más de 18 millones de personas que necesitan ayuda urgente según la ONU, una situación que se ha visto agravada por la llegada al poder de los talibanes el pasado 15 de agosto.

Gass también se reunió con los jefes adjuntos del Gabinete de ministros talibán, Abdul Ghani Baradar y Abdul Salam Hanafi, indicó el Gobierno interino en un comunicado.

Las autoridades talibanes «aseguraron a la delegación británica que el Emirato Islámico se compromete a mantener relaciones buenas y positivas con todos los países del mundo, incluyendo el Reino Unido».

A cambio, los talibanes buscan que los fondos internacionales suspendidos por muchos países e instituciones tras su toma del poder sean descongelados.

Según el Gobierno de los talibanes, Gass subrayó la importancia de que las niñas tengan acceso a la educación, así como que el suelo afgano no sea utilizado por grupos terroristas contra terceros países.

Los talibanes han mantenido un discurso de cierta reconciliación y apertura que contrasta con su primer gobierno entre 1996 y 2001, marcado por su estricta interpretación de la sharía (ley islámica) y las violaciones de derechos humanos.

Pero la restricción de los derechos de las mujeres, las crecientes denuncias de abusos y el anuncio de un Gobierno interino compuesto únicamente por talibanes y sin presencia femenina han despertado el temor de la comunidad internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *