Tipos de amnesia

Tipos de amnesia

La amnesia es una enfermedad que puede tener múltiples causas, desde el consumo de drogas a traumas, pasando por lesiones craneoencefálicas o el abuso de la ingesta de alcohol. Veamos los tipos más frecuentes.

Tipos de amnesia

 

Los tipos de amnesia o síndromes amnésicos son varios, así como sus clasificaciones. Se trata de un trastorno que se caracteriza por la pérdida parcial o completa de memoria por parte de la persona. Según libros de diagnóstico, se calcula que la amnesia disociativa —una forma específica— está presente hasta en el 2,6 % de algunas poblaciones.

La amnesia se puede clasificar en varios tipos englobados en dos principales. El primero hace referencia a la cronología de la pérdida de memoria, es decir, qué tipo de información no es capaz de recordar el paciente. El segundo grupo los reúne según la etiología o, lo que es lo mismo, la causa subyacente de la enfermedad.

En general, los orígenes de la amnesia pueden ser orgánicos o funcionales. Algunos de los eventos desencadenantes más comunes son los traumatismos cerebrales y el uso de ciertas drogas, por ejemplo.

Tipos de amnesia según su cronología

Según la cronología se pueden distinguir dos tipos de amnesia: retrógrada y anterógrada. Cabe destacar que un paciente puede presentar ambas a la vez, por lo que se trata de dos trastornos complementarios.

Por otro lado, esta categorización no hace referencia a las causas, sino a sus síntomas. El portal Memory Health Check nos aporta las definiciones de estos términos.

Amnesia anterógrada

En este caso, los eventos nuevos no son transferidos a la memoria a largo plazo del paciente. Esto se traduce en que el individuo solo recuerda lo ocurrido antes.

Este tipo de amnesia supone una grave pérdida de autonomía en el día a día, pues el no poder fabricar nuevos recuerdos y experiencias causa varios trastornos desde el punto de vista emocional. Esto también conlleva riesgos para la salud en forma de accidentes, pues por ejemplo, puede olvidarse de que ha encendido un fuego al poco tiempo de hacerlo.

Amnesia retrógrada

Aquí estamos ante la otra cara de la moneda, pues en la amnesia retrógrada el paciente no recuerda nada de lo sucedido antes del inicio de la enfermedad. Según la Universidad Internacional de Valencia, puede olvidarse toda la información que se recogió a lo largo de la vida previa al traumatismo cerebral o evento desencadenante.

Concepto de amnesia.
Las amnesias pueden ser anterógradas o retrógradas según se pierdan recuerdos hacia delante o hacia atrás en el tiempo.

Tipos de amnesia según su etiología

Por otro lado, la Clínica de Cleveland nos indica que los tipos de amnesia también se pueden categorizar según su etiología, es decir, en base al agente causal que desencadena la enfermedad. Veamos con detalle cada uno de ellos.

Amnesia postraumática

Según estudios neurológicos, los traumatismos con daño cerebral (TBI por sus siglas en inglés) son una de las causas más comunes de discapacidad y mortalidad en el mundo. Los datos demuestran que se producen más de 2,5 millones de ingresos hospitalarios por este tipo de lesiones en Estados Unidos, los que corresponden al 16 % de las hospitalizaciones por caídas y golpes.

La amnesia postraumática es generada por lesiones que provocan daños cerebrales, pero no penetran el cráneo. Este tipo de trastorno suele ir acompañado de una pérdida de conciencia e incluso coma. Por fortuna, la pérdida de memoria es transitoria en la mayoría de los casos.

Amnesia global transitoria (TGA)

Según la Clínica Mayo, la amnesia global transitoria es una pérdida de memoria temporal que no puede atribuirse a los trastornos neurológicos más frecuentes, como pueden ser la epilepsia o un accidente cerebrovascular. La incidencia de esta enfermedad —es decir, el número de casos nuevos en un lugar dado— es de unos 2,9 a 10 casos por cada 100 000 personas.

Por ello, se considera un trastorno muy poco frecuente. A pesar de que no se conoce el desencadenante de la patología, se sospecha que puede estar correlacionada con la presencia de migrañas o enfermedades de origen vascular.

Amnesia diencefálica medial

Tal y como su propio nombre indica, es un tipo de amnesia que se caracteriza por lesiones en el diencéfalo medial. Las funciones principales de esta estructura son conectar los sistemas nervioso y endocrino, así como controlar la secreción de ciertas glándulas.

Un ejemplo de este tipo de trastorno es el síndrome de Korsakoff. En este caso concreto, la pérdida de memoria y facultades viene determinada por una deficiencia de absorción vitamínica —generalmente de vitamina B1— a causa de daños gástricos por un consumo excesivo de alcohol.

Infantil

La amnesia infantil es común en todos los seres humanos, pues hace referencia a la incapacidad de los adultos para recordar los primeros 3 a 4 años de su infancia. Investigaciones señalan que el límite de esta pérdida de memoria es variable y que está influenciado por factores tanto individuales como culturales.

Amnesia inducida por alzhéimer

A pesar de que aún no se conocen todas las causas del alzhéimer —aunque se sospeche de trastornos de índole metabólica—, sociedades como Elalzheimer.com señalan que la amnesia es uno de los primeros síntomas de esta enfermedad. Este cuadro clínico hace que el paciente pierda la memoria tanto a corto plazo como el recuerdo de eventos inmediatos.

Amnesia inducida por drogas

Según el Hospital de San Diego, algunos fármacos como el flunitrazepam producen amnesia anterógrada, que como hemos dicho con anterioridad, hace que el paciente no pueda recordar todo lo sucedido mientras estaba bajo los efectos de la droga.

Por desgracia, el flunitrazepam es conocido como la droga de las violaciones. Esto es debido a que suele ser la sustancia que se coloca en forma de pastilla en las bebidas de las mujeres para que no recuerden lo sucedido y no sepan poner cara al abusador en cuestión.

Amnesia disociativa

En este caso, estamos ante un tipo de amnesia que es un mecanismo de autoprotección inconsciente. El paciente que padece de esta forma bloquea la información personal que hace referencia a un evento traumático.

Según el portal MSDmanuals, estas lagunas de memoria pueden abarcar desde unos pocos minutos hasta décadas completas de la vida. La hipnosis y las entrevistas facilitadas con fármacos pueden ayudar a los pacientes a recordar las características del evento traumático.

Amnesias de tipo cualitativo o paramnesias

Según el portal Diccionario Médico, la paramnesia es una alteración de la memoria que se caracteriza por la distorsión de los recuerdos. Estos hechos ficticios sustituyen a las situaciones reales, las que no pueden ser recordadas.

Este tipo de amnesia aparece con frecuencia en los casos de alcoholismo crónico y en los síndromes orgánicos cerebrales. Comprenden los términos deja vú y jamais vú. La primera expresión hace referencia a una situación en la que se siente una experiencia nueva como ya vivida con anterioridad. Por otra parte, la segunda describe cuando una persona no recuerda explícitamente haber visto algo antes.

Amensia por alzhéimer.
Enfermedades como el alzhéimer se relacionan a la pérdida de memoria.

¿Cuándo consultar al médico?

Después de una contusión grave que produzca pérdida de conocimiento, aunque sea de unos pocos segundos, la visita al médico de urgencia es obligatoria. Algunas lesiones cerebrales no se manifiestan de inmediato, por lo que un chequeo con la mayor presteza posible es siempre la mejor idea.

Por otro lado, es necesario recalcar que la pérdida de memoria a corto plazo es común en la población general. Vivimos con un ritmo muy ajetreado y, a veces, los trastornos de ansiedad provocan que nos sintamos disociados y confusos. Por ello, no es necesario alarmarse en primera instancia si no recordamos algo a la perfección.

Los tipos de amnesia son muchos y variados

Como se puede observar, la amnesia es un trastorno de definición sencilla, pero que esconde muchos tipos distintos según la cronología y el agente causal. En general, este cuadro suele surgir tras un traumatismo craneoencefálico y la pérdida de memoria es transitoria.

Por mucho que el ser olvidadizos sea algo común en una sociedad llena de estímulos, cuando una persona se olvida de cosas integrales de su día a día, se siente confusa dentro de su propio hogar o no es capaz de identificar su ubicación en un espacio físico, es necesario acudir a un médico con urgencia.

 ¿Se puede prevenir la amnesia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *