Trump dejará plantados a Macron y Trudeau antes de que acabe la Cumbre del G-7

Trump dejará plantados a Macron y Trudeau antes de que acabe la Cumbre del G-7

Los ánimos previos a la celebración de la Cumbre del G-7 están caldeados. Con la intención de endurecer su condición de actor solista en el escenario mundial, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó duramente al presidente francés, Emmanuel Macron, y al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, por los reproches que el le lanzaron debido a su guerra comercial y unilateralismo . Junto a los ataques, el líder estadounidense también anunció que se irá cinco horas antes de la cita anual que reúne en La Malbaie, Quebec, a las siete naciones más industrializadas del mundo.

Trump se dirige el viernes al encuentro para encontrarse con Francia, Canadá, Japón, Alemania, Italia y Reino Unido, con una mezcla de ganas de guerra y la voluntad de ahorrarse el trámite. Está previsto que Trump se vaya de La Malbaie sobre las 10.30 hora local del sábado (14.30 GMT), cuando concluya la sesión sobre igualdad de género y empoderamiento femeninno, mientras que la cumbre concluirá a las 16.00 hora local (20.00 GMT) con una rueda de prensa del primer ministro anfitrión, el canadiense Justin Trudeau.

El presidente se irá antes para poner rumbo a Singapur, donde el martes mantendrá una histórica reunión con Kim Jong Un

El presidente se irá antes para poner rumbo a Singapur, donde el martes mantendrá una histórica reunión con el líder norcoreano, Kim Jong Un, para tratar la desnuclearización total de su país. Un evento que Trump se toma mucho más en serio que la cumbre con los líderes occidentales que le han dejado claro que no se dejarán intimidar.

En Canadá, el G7 seguirá sin Trump con las sesiones sobre cambio climático y energías limpias, y sobre océanos, en la que también participarán los líderes de las doce naciones invitadas. Esta vez es posible que ni siquiera haya un comunicado final conjunto. Macron, de hecho, advirtió a Trump de que la Cumbre del G7 puede terminar con un acuerdo firmado sólo por seis países, del que Estados Unidos quede excluido. “Al presidente estadounidense puede que no le importe estar aislado, pero a nosotros tampoco nos importa firmar un acuerdo con seis países si es necesario”, dijo Macron.

Trudeau, por su parte, dijo en una rueda de prensa conjunta con Macron que la Cumbre del G7 “es una gran oportunidad para tener discusiones francas con países que son aliados desde hace tiempo”. “Habrá temas en los que el presidente (Trump) no estará de acuerdo con nosotros, como el cambio climático y el comercio”, aseguró, aunque añadió que los siete países buscarán acuerdos “para seguir adelante”.

La Casa Blanca anunció sus planes de viaje después de que Macron y Trudeau, señalaran en una rueda conjunta desde Quebec que utilizarán el evento para adoptar una postura contra las nuevas tarifas estadounidenses a las importaciones de acero y aluminio.

Macron advirtió que “una guerra comercial no perdona a nadie. Primero comenzará a dañar a los trabajadores de Estados Unidos”. Y Trudeau añadió: “Defenderemos nuestras industrias y nuestros trabajadores”. Trudeau, por su parte, dijo que la acción de Trump perjudicaría tanto a los trabajadores estadounidenses como a los canadienses. “Si consigo que el presidente se dé cuenta de que lo que hace también es contraproducente para sus propios objetivos, tal vez podamos avanzar de una manera más inteligente”, señaló el mandatario canadiense.

Mientras los ánimos se calmaban, Trump tenía una réplica preparada, a través de su Twitter: “Díganle al primer ministro Trudeau y al presidente Macron que están cobrando los aranceles masivos de los Estados Unidos y crean barreras no monetarias. El superávit comercial de la UE con Estados Unidos es de 151.000 millones de dólares, y Canadá mantiene alejados a nuestros agricultores y a otros. Espero verles mañana”.

Y más tarde, el jueves, Trump volvió a la carga: “El primer ministro Trudeau está tan indignado, sacando a relucir la relación que Estados Unidos y Canadá tuvieron durante muchos años y todo tipo de otras cosas… pero no menciona el hecho de que cobran ¡Hasta el 300% en lácteos, hiriendo a nuestros granjeros y matando a nuestra agricultura!”, escribió. Unas horas más tarde, añadió: “¡elimine sus aranceles y barreras o lo igualaremos!”.

En vistas del ambiente que le espera en Quebec, Trump preferiría poder ahorrarse el viaje. Según revela la agencia Associated Press, el presidente estadounidense se ha quejado a sus asistentes sobre el deber de ir a la reunión, especialmente desde que la cumbre con Kim se confirmó hace unos días.

El presidente estadounidense se ha quejado a sus asistentes sobre el deber de ir a la reunión

Los críticos argumentan que el creciente aislamiento de Estados Unidos es arriesgado en un momento en que Trump está haciendo gestiones diplomáticas con Corea del Norte y Oriente Medio y podría usar el apoyo de estos aliados. Sebastian Mallaby, miembro senior del Consejo de Relaciones Exteriores, describió las relaciones entre los EE. UU.y el resto del G-7 como un “nuevo nivel de crisis” y dijo que no se trataba solo de comercio, sino de “una actitud general de Estados Unidos hacia el sistema”.

Macron defendió sus esfuerzos por hacerse amigo del presidente estadounidense, diciendo “lo necesitamos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!