Ucrania logró un nuevo intercambio de prisioneros con Rusia

La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, anunció este viernes que se produjo un nuevo intercambio de prisioneros con Rusia, como parte del cual han sido liberados 41 ucranianos.

“Tuvo lugar otro canje de prisioneros. 41 personas han vuelto, incluidas 11 mujeres; 28 miembros del Ejército y 13 civiles podrán regresar a casa,” escribió en su cuenta de Telegram.

“Es especialmente gratificante que entre los liberados esté un prior de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania,”, subrayó Vereshchuk en el breve mensaje.

La representante del Gobierno ucraniano no detalló cuantos ciudadanos rusos habían sido canjeados como parte del trato con Moscú.

Se trata del décimo intercambio de prisioneros que se produce desde el inicio de la invasión rusa, el pasado 24 de febrero.

Las autoridades de Kiev celebraron el regreso de 41 personas. Entre los liberados está un prior de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania

Las autoridades de Kiev celebraron el regreso de 41 personas. Entre los liberados está un prior de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania

Según comunicó este jueves el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), en los nueve primeros canjes se ha rescatado a un total de 324 ciudadanos ucranianos.

CRÍMENES DE GUERRA

Amnistía Internacional afirmó el viernes que hay pruebas convincentes de que las tropas rusas cometieron crímenes de guerra, incluidas ejecuciones extrajudiciales de civiles, cuando ocuparon una zona a las afueras de la capital de Ucrania en febrero y marzo.

Civiles también sufrieron abusos como “disparos temerarios y torturas” a manos de las fuerzas rusas durante su fallido ataque a Kiev en las primeras etapas de la invasión lanzada por el Kremlin el 24 de febrero, dijo el grupo de derechos humanos en un informe.

“No se trata de incidentes aislados. Forman parte de un patrón en el que las fuerzas rusas controlan una ciudad o un pueblo”, dijo Donatella Rovera, asesora principal de Amnistía en materias de respuestas a crisis, en una conferencia de prensa en Kiev.

La información recopilada por el grupo “puede utilizarse, con suerte, para que los autores rindan cuentas, si no hoy, algún día en el futuro”, dijo.

Rusia, que califica su invasión de “operación militar especial” para desarmar a Ucrania y protegerla de los fascistas, niega que sus fuerzas hayan cometido abusos. Kiev y sus partidarios occidentales afirman que la reivindicación del fascismo es un falso pretexto para una guerra de agresión no provocada.

Las autoridades ucranianas afirman que están investigando más de 9.000 posibles crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas. El Tribunal Penal Internacional también está investigando los presuntos crímenes de guerra.

El informe de Amnistía es el último que documenta los presuntos crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas cuando ocuparon una zona al noroeste de Kiev, incluida la ciudad de Bucha, donde, según las autoridades ucranianas, murieron más de 400 civiles. Moscú retiró sus tropas a principios de abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.