Un alto cargo ruso advierte que Biden ha creado un «fondo de injerencia en asuntos internos» en su Cumbre por la Democracia

Un alto cargo ruso advierte que Biden ha creado un «fondo de injerencia en asuntos internos» en su Cumbre por la Democracia

Washington se guía por el criterio de que aquellos países más leales son los más democráticos, mientras que «aquellos que intentan defender su soberanía y sus intereses son los tiranos», opina el vicepresidente del Consejo de la Federación, Konstantín Kosachiov.

La iniciativa de asignar millones de dólares para fomentar la democracia en el mundo, anunciada este jueves por el presidente de EE.UU., Joe Biden, en el marco de la así llamada Cumbre por la Democracia, lo que promueve, en realidad, es la creación de un mundo unipolar, opinó este sábado Konstantín Kosachiov, vicepresidente del Consejo de la Federación (cámara alta del Parlamento ruso).

Celebrada los días 9 y 10 de diciembre, la cumbre contó con la participación de los líderes de varios países, activistas y representantes del sector privado, si bien Washington no invitó al evento a representantes de Rusia ni de China.

«En la presente cumbre, el presidente Biden anunció el lanzamiento de la iniciativa presidencial para la renovación democrática, que prevé destinar 424,4 millones de dólares al apoyo de los países leales del mundo.

Ya está claro que, de hecho, se está creando un ‘fondo de injerencia en los asuntos internos’ de los países desleales», se expresó el político ruso en su cuenta de Facebook.

Según Kosachiov, la Cumbre sirvió de instrumento para fomentar la creación de un «mundo unipolar» con EE.UU. al frente.

«El evento pretencioso, ya desde su mismo título, iba destinado a demostrar, en primer lugar, quién es una democracia en el planeta y, en segundo lugar, quién en particular se autorizó a sí mismo a otorgarse este título honorífico», escribe.

«Lealtad impecable a EE.UU.»

Según Kosachiov, el principio de la selección de los países invitados a la cumbre se basaba en criterios geopolíticos. «El factor clave no fue la política interior, sino exterior: lealtad impecable a EE.UU.», subraya.

«Propiamente dicho, precisamente este es el criterio principal de [el grado de] ‘democracia’ en un país: los más leales son los más democráticos. Y al revés: aquellos que intentan defender su soberanía y sus intereses son los tiranos», sostiene Kosachiov, que también señaló que el hecho de no recibir la invitación a la cumbre representa un indicio de la soberanía del país en cuestión. «O sea, ¿dices que no les gusta que les den ordenes de forma descarada los países que se llaman a sí mismos democráticos? Entonces temen la democracia», desarrolla su idea Kosachiov.

Según el político, Washington intenta establecer un régimen autoritario en Occidente y procura al mismo tiempo disfrazarlo de un «orden mundial liberal».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *