Un auxiliar de vuelo previene un ‘potencial desastre’ al detectar hielo en las alas de un avión a punto de despegar

Un auxiliar de vuelo previene un ‘potencial desastre’ al detectar hielo en las alas de un avión a punto de despegar

La Autoridad de Aviación Civil de Reino Unido (CAA) informó de la cancelación de un vuelo después de que un auxiliar de vuelo detectara la presencia de hielo sobre las alas de la aeronave.

El hecho aparece descrito en el último informe del Programa Confidencial de Notificación de Incidentes de Factores Humanos (CHIRP por sus siglas en inglés), una plataforma alentada por la CAA donde el personal de las aerolíneas puede plantear inquietudes de seguridad de forma anónima.

El miembro de la tripulación de cabina informó que, tras completarse el embarque y cerrarse las puertas, notó que se estaba acumulando una capa significativa de nieve en las alas.

Al principio no mencionó el hecho a los tripulantes de cabina, pues dio por hecho que estos debían estar al tanto y, seguramente, habían solicitado un proceso de descongelación. Sin embargo, durante el anuncio del capitán, previo al despegue, no se mencionó la realización del proceso ni un posible retraso a causa de ello. El auxiliar de vuelo no dijo nada, porque todavía estaba seguro «de que iban a hacerlo», informó.

Durante la demostración de seguridad, la tripulación procedió a cerrar la puerta de la cabina de vuelo y a encender los motores, momento en que el auxiliar se dio cuenta que no había ninguna intención de descongelar la aeronave. En ese momento comentó con el sobrecargo que sería buena idea hablar con el piloto acerca de la capa significativa de nieve existente. «Miraron las alas y estuvieron de acuerdo conmigo y llamaron [a los pilotos]».

El copiloto salió de la cabina de vuelo y pidió a los pasajeros que iban sentados en las ventanas junto a las alas que abandonaran sus asientos para comprobarlo. Tras confirmar la presencia del hielo, volvieron a la cubierta de vuelo y anunciaron que se llevaría a cabo el proceso de descongelación en alas, cola y fuselaje. «Al final, nos retrasamos tanto que la pista se cerró debido a la nieve y nuestro vuelo fue cancelado», muestra el informe.

El miembro de la tripulación expresó que le resultó «extremadamente preocupante» que «nadie, excepto yo, hubiera notado la gravedad de la situación que podría haber terminado en desastre».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *